El grupo municipal socialista achaca el retraso de la presentación de los presupuestos a la debilidad del Gobierno

El portavoz socialista, Rubén Martínez, ha vuelto a exigir hoy al equipo bipartito de Gobierno, PP y CBM, que entregue ya el borrador de presupuestos municipales para el ejercicio 2018 al resto de concejales de la oposición.

Rubén Martínez ha recordado que el alcalde de la ciudad anunció hace más de dos meses que había borrador de presupuestos con unas inversiones que superarían los ocho millones de euros, y que contaba con los apoyos suficientes para aprobarlos.

Pasados estos más de dos meses, el portavoz socialista considera “injustificado” que el gobierno local todavía no presente ni el borrador  de los presupuestos a los grupos municipales. Una situación que para Martínez obedece a la “debilidad” de un gobierno que no cuenta ahora con los apoyos suficientes y que “tiene miedo a perder el sillón”. “Tienen que dejar de jugar con los vecinos de Benidorm y con la propia institución. Estamos perdiendo la oportunidad de que la ciudad cuente con unas inversiones fuertes para este ejercicio”, ha apuntado.

De igual manera, Martínez ha señalado que el alcalde “sabe perfectamente” que  si lleva el presupuesto a pleno y pierde la votación debería someterse a una cuestión de confianza, y es algo a lo que no quiere enfrentarse debido a que no cuenta con la confianza mayoritaria de la Corporación y porque, además, la Alcaldía “quedaría en entredicho” para el PP. “Están retrasando la aprobación de los presupuestos por falta de apoyos y, con ello, están anteponiendo sus intereses políticos al beneficio de la ciudad”, ha indicado.

Para finalizar, Rubén Martínez ha criticado también que la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) no está aprobada para los ejercicios 2016 y 2017, y la de 2018, que está en proceso de elaboración, está recibiendo múltiples críticas de los sindicatos y alegaciones de los trabajadores. “El no disponer de un borrador de presupuestos ni de la RPT de 2018 demuestra un desprecio absoluto por los trámites ordinarios y básicos que debe cumplir un ayuntamiento como el de Benidorm, además de generar una incertidumbre enorme entre los trabajadores municipales y la ciudadanía”, ha zanjado.