Las mentiras y medias verdades son en La Nucía una constante

La imagen puede contener: cielo, casa y exterior

Es una costumbre muy arraigada en la forma de hacer política, empezó todo en la época de Zaplana como President de la Generalitat, y se introdujo de lleno en nuestro municipio en los dos años de Diego Such en la alcaldía.

Recordemos los famosos premios de Luis del Olmo, eran los grandes eventos que la Generalitat Valenciana preconizaba, e iban desgraciadamente extendiéndose por multitud de pueblos gobernados por el PP.

El actual Alcalde de La Nucia lo llevó todo a la máxima expresión. Convirtió los grandes eventos y grandes obras en su única manera de entender la política.

Lo que nunca previno es que las cosas, a veces, no salen como uno piensa o quiere, y es entonces cuando te das cuenta de que lo que se ha hecho, hay que pagarlo.

Se suben los impuestos al máximo, pero ni aun así se puede. Es cuando se intenta transmitir normalidad a base de mentiras o medias verdades, cosa que los ciudadanos no se merecen.

Fuente: Grupo Municipal Socialista de La Nucía