Finaliza el proceso para la aprobación definitiva del presupuesto municipal de Altea para el 2018

Altea · Finaliza el proceso para la aprobación definitiva del presupuesto Municipal para el 2018

El Pleno del Ayuntamiento de Altea ha aprobado definitivamente el presupuesto municipal para el 2018 con los votos favorables del equipo de gobierno, formado por Altea amb Trellat, Psoe y Compromis; y los votos en contra de Cipal y PP.
Después del periodo de alegaciones, ha sido aprobado el Presupuesto Municipal para el año en curso, el importe del cual asciende a 26,9 millones de euros. En cuanto a la desestimación de las alegaciones presentadas, el edil de Hacienda, Pere Lloret, señalaba que “el hecho que las demandas no tengan consignación inicial en el presupuesto no quiere decir, ni de mucho, que no la puedan tener a lo largo del ejercicio. Es cuestión de trabajar propuestas concretas y muy definidas”.

Para Lloret, las propuestas formuladas por el PP a cargo del Fondo de Contingencia, cuantificadas en 98.000 €, “suponían suprimir el colchón de seguridad para situaciones imprevistas y no lo vamos a hacer innecesariamente. Se dispondrá de ese fondo en el momento oportuno, a la vista de la evolución del año y en función de las circunstancias que vayan produciéndose”, ha declarado el responsable municipal de Hacienda.

En la misma línea, Pere Lloret valoraba este punto en la orden del día, puesto que “de un presupuesto de casi 27 millones de euros se ha sido poniendo en cuestión unos 100.000 €, una mínima parte de este, lo cual nos refuerza a la hora de votar a favor de la aprobación definitiva del presupuesto”.

En otro de los puntos de la orden del día se aprobaba, con los votos favorables de Altea amb Trellat, PSOE y Compromis, la abstención de Cipal y el voto en contra del PP, el importe del desequilibrio económico de la concesionaria del agua, la UTE Aigües d’Altea, correspondiente a la explotación de los años 2014 y 2015. La cantidad imputable a el Ayuntamiento reconocida por este acuerdo plenario es de 295.500 € y se absorberá con los futuros superávits de la empresa concesionaria previstos para los próximos ejercicios.

Cómo ha explicado el edil Pere Lloret, responsable de Hacienda, “la concesionaria solicitaba el reconocimiento de un desequilibrio por 2014 y 2015 de 650.000 €,  imputable en su totalidad al Ayuntamiento. Nuestra posición, apoyada por el informe de la Intervención, es que el desequilibro tiene que ser compartido por las dos partes. Después de hacer unos ajustes a las cifras presentadas por la UTE, llegamos a una cantidad a asumir por el Consistorio de 295.000 €. El resto tendrá que ser asumido por la misma empresa”, finalizó Jaime Lloret.