El crecimiento del empleo entre los jóvenes españoles se produce a un ritmo 5 veces superior a la media de la Eurozona

Desde que el Gobierno de España en 2014 implantó el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, 1.010.261 jóvenes españoles se han inscrito. De ellos, 419.606 han logrado encontrar un trabajo, por cuenta propia o ajena, lo que equivale a una tasa de empleabilidad del 41%.

Este programa tiene como objetivo la inserción de jóvenes en el mercado de trabajo y la mejora de su formación. El crecimiento del empleo entre los jóvenes españoles se produce a un ritmo 5 veces superior a la media de la Eurozona. La tasa de paro juvenil ha descendido un 20,9% entre el primer trimestre de 2013 y el tercer trimestre de 2017 y la contratación indefinida ha crecido en 2017 un 20,12%.

Además el avance de la Formación Profesional Dual indica que desde 2012, más de 590.000 personas han firmado un contrato para la formación y el aprendizaje. El balance es, a día de hoy, de 2.672.100 ocupados menores de 30 años y 1.030.800 ocupados menores de 25 años.

A pesar de las medidas puestas en marcha y de los avances constatados, todavía hay 1.055.000 jóvenes menores de 30 años buscando una oportunidad laboral. Por eso, desde su puesta en marcha en 2014, se han tomado medidas para reforzar la implementación de la Garantía Juvenil.

Para el Gobierno del Partido Popular, trabajar en conseguir más y mejores oportunidades para los jóvenes españoles es una prioridad, por ello, en febrero se prevé asignar ampliaciones a los distintos organismos intermedios con los que ya se está trabajando en el diseño de medidas adicionales. Medidas que, de un lado, refuercen la inversión efectiva y eficiente de los recursos, de otro, permitan que todos los jóvenes encuentren la oportunidad de trabajo que buscan.