Fondos de Cooperación Municipal: el juego del trile del PP

Ni una semana ha tardado el PP en mostrarnos de nuevo su verdadera cara en el tema de los Fondos de Cooperación Municipal. El año pasado la Diputación de Alicante se opuso a participar junto con la Generalitat en su financiación, lo que para un municipio como La Vila supuso la pérdida de más de 250.000 euros.

Este año, una vez que han comprobado el error que supuso no participar en esta buena ayuda a la financiación para los municipios, los compañeros de Jaime Lloret anunciaron que participarían en la financiación de estos fondos pero, una vez conseguido el ruido mediático deseado, matizaban que el dinero aportado por la Diputación de Alicante únicamente podría ser empleado en la realización de obras financieramente sostenibles, lo que pervierte el sentido de los Fondos de Cooperación Municipal cuya finalidad es aliviar a los municipios en los gastos que estos estimen oportuno, sin ningún tipo de cortapisa previa.

El sentido de esta decisión no es otro que el controlar y condicionar las aportaciones de la Diputación que, de este modo, a buen seguro irán a los proyectos y ayuntamientos que presenten los proyectos más “adecuados” y que, de entrada, dependerá del tamaño y población del municipio, según anunció César Sánchez. Además, en el anuncio de la participación en los fondos, el presidente de la Diputación pedía al presidente Puig que el Consell participe también en el Plan de Infraestructuras de Agua que va a poner en marcha la Diputación.

Al mismo tiempo, el Presidente pedía una Ley Autonómica de Justa Financiación Local que haga participes a los ayuntamientos de los impuestos recaudados por la Generalitat por lo que, ha matizado, la participación en el fondo del Consell será transitoria hasta la aprobación de la citada ley.

La jugada parece clara clara: Yo participo poniendo mis condiciones y “teledirigiendo” mis aportaciones y tú participas en mi proyecto con mis propias condiciones.

Mientras ellos hacen sus cábalas electoralistas, los ciudadanos van pagando. Ah!, y sobre el déficit de financiación autonómico y la financiación justa de la Comunidad Valenciana, ya tal…