El CR La Vila recibe al Independiente de Santander en el Campo del Pantano

Este domingo 3 de diciembre llega una nueva jornada de la Liga Heineken al Campo del Pantano. Tras la derrota frente al Cisneros por un ajustado 19-22 encadenamos otra jornada consecutiva en el Estadio de Villajoyosa frente al Senor Independiente de Santander.

El conjunto del bisonte ocupa la cuarta posición en la tabla con 31 puntos, con cinco victorias y cuatro derrotas, siendo el equipo que más bonus ofensivos (anotar cuatro o más ensayos en un partido) ha conseguido en lo que va de temporada, un total de 8 puntos, lo que le convierte en uno de los rivales más letales en ataque. Venció a uno de los favoritos en todas las quinielas, el Sanitas Alcobendas, por 35-27 en el San Román.
Por su parte, La Vila sufrió una dura derrota frente a un rival directo por la huida de los puestos de descenso, el Complutense Cisneros. Los jonenses se encuentran en la penúltima posición con 13 puntos igualados con el Hernani, por lo que necesitan reconciliarse con la victoria y obtener ese balón de oxígeno para seguir luchando por la permanencia. Y es que los pupilos de Falu buscan desesperadamente definir esas jugadas cruciales que marcan la diferencia entre ganar o perder.
Damián Jurado, centro en la línea de tres cuartos vilera, disputó la pasada temporada de División de Honor A en el Senor Independiente. Este partido significará para el jugador andaluz un reencuentro con antiguos compañeros de juego.
Y si el encuentro de este próximo domingo a las 12:00 horas en el Campo del Pantano ya se presenta como un gran reto, el doble desplazamiento consecutivo al Pepe Rojo antes de las navidades frente al VRAC Quesos Entrepinares y SilverStorm El Salvador, 1er y 2º clasificado de la Liga Heineken, tal vez signifiquen las dos semanas más exigentes de la temporada para el bloque de La Marina Baixa.
Pero si el conjunto blanquiazul se caracteriza por algo es por su incombustible fuerza de superación ante las adversidades. Y cuando un equipo afronta su propia realidad con ese grado de entusiasmo y convicción siempre habrá una recompensa emocional, más allá de los resultados. Y esos momentos son los que definen este deporte llamado rugby.
Anuncios