Los políticos de Benidorm se niegan a defender los derechos de sus vecinos

Dos concejales del Ayuntamiento de Benidorm se adhieren a la Plataforma Cívica CONTIGO

Los concejales en el Ayuntamiento de Benidorm, Leopoldo Bernabeu y Juan García, han cargado en rueda de prensa con mucha dureza contra el resto de miembros de la Corporación, por negarse el pasado lunes, durante el desarrollo del último Pleno ordinario, a permitir que fueran debatidas las dos mociones que presentaron por vía de urgencia

Y es que, según dejaron constancia, durante el pasado mes de Octubre, el Consistorio ha recibido dos duros varapalos judiciales. Por un lado en el tema que hace referencia a la instalación del tercer mercadillo de Benidorm por parte de la empresa Outlet Market, como en el eterno contencioso que mantiene abierto contra los vecinos de la Subzona C, que ya dura cerca de 15 años.

Ambos concejales pretendían, a través de estas mociones de urgencia, advertir de las posibles y graves consecuencias económicas que ambas cuestiones pueden acarrear a las arcas municipales “en el supuesto de que se siga pleiteando sin pies ni cabeza, única y exclusivamente por el empecinamiento político de los actuales dirigentes municipales”

Advirtieron que este próximo día 6 de Noviembre se celebra la última y más importante vista en el tema del recurso interpuesto por el ayuntamiento contra Outlet Market y el lunes siguiente, día 13, es el último día de plazo para que el mismo ayuntamiento recurra el último Auto Judicial perdido y que ha vuelto a dar la razón a los vecinos de la Subzona C.

Juan García y Leopoldo Bernabeu pretendían, a través de estas dos mociones por urgencia que el resto de concejales de la Corporación no permitió debatir, “advertir de que lo más conveniente, a la vista de los nulos resultados favorables al ayuntamiento, se llegara a un acuerdo con la empresa Outlet Market para retirar el recurso presentado contra ellos por Lesividad, que tiene todos los visos de perderse, al igual que los dos anteriores, y cerrar la puerta a que la empresa nos termine pidiendo una importante indemnización económica por obstrucción a sus intereses a través del lucro cesante que no se le ha permitido obtener durante estos casi 4 años de impedimentos administrativos”. Y por parte otra parte, solicitar al Ayuntamiento “que no vuelva a recurrir contra los vecinos de la Subzona, también a la vista de los nulos resultados obtenido hasta la fecha y los costes económicos que ya nos han supuesto con los pagos a abogados, procuradores e intereses de demora”.

Los dos concejales avisaron de que pedirán, una vez se conozcan los resultados definitivos de ambas actuaciones y el coste que a todos los vecinos de Benidorm les ha supuesto, responsabilidades patrimoniales a todos esos concejales que, “pudiendo haber evitado esta lamentable situación, lo han impedido con su voto”.

Aprovecharon la rueda de prensa para agradecer el apoyo por la mayoría de la Corporación hacia su Moción de ayuda económica hacia los colectivos más desfavorecidos de la ciudad, como son los parados de larga duración, los discapacitados y los pensionistas de renta baja, pero dejaron patente que “no es comprensible que se apoyara la parte en la que se pretende llegar a una ayuda de hasta 200 euros a un máximo de hasta 2.000 personas y luego voten en contra de la dotación presupuestaria, prevista en 400.000 euros, para que lo anterior se pueda llevar a cabo”. Son las incongruencias que tiene la actividad política, demagogia pura, llegaron a decir ambos políticos.

Anuncios