Declaración del Secretario General del Partit Socialista de Catalunya, Miquel Iceta

Resultado de imagen

Los acontecimientos que se acumulan en los últimos días, y que nadie dice querer y de los que nadie quiere responsabilizarse, nos obligan a una reflexión colectiva a la que el socialismo catalán quiere contribuir.

  1. La relación entre Cataluña y el resto de España es una cuestión no resuelta desde el año 2010 cuando el Tribunal Constitucional alteró el Estatut votado por los catalanes en 2006. La actitud temeraria del PP contribuyó de forma decisiva a dinamitar un acuerdo razonable.
  1. Los gobiernos de Catalunya y España desde entonces han sido incapaces de establecer un diálogo serio para encarrilar esta cuestión.
  1. El gobierno catalán y la mayoría independentista que le da apoyo han optado por una vía unilateral e ilegal. Es necesario recordar que aquí se han vulnerado ya, y por este orden, el Reglamento del Parlament, los derechos de la oposición, el Estatut de Catalunya y la Constitución española.
  1. Esta vía unilateral e ilegal está condenada al fracaso y comporta la actuación de los poderes del Estado para evitar la celebración de un referéndum que está considerado ilegal por los letrados del Parlament de Catalunya, el Consell de Garanties Estatutàries de Catalunya, el Tribunal Constitucional y la Comisión de Venecia del Consejo de Europa.
  1. Los socialistas siempre hemos alertado contra el choque de trenes que otros minimizaban, y hemos defendido siempre otro camino: el camino del diálogo, la negociación y el pacto. Desgraciadamente nuestro planteamiento no ha sido atendido y el choque de trenes del que advertíamos ha llegado.
  1. El diálogo político es la única vía que puede permitir salir de este callejón sin salida para que Catalunya gane en autogobierno y financiación, y para que España se transforme en un Estado federal. El pacto que proponemos debería culminar en una reforma constitucional federal que fuera sometida al voto de la ciudadanía. Los socialistas hemos recogido en la Declaración de Barcelona los elementos esenciales de nuestra propuesta y hemos impulsado en el Congreso de los Diputados la creación de una Comisión parlamentaria para abordar estas cuestiones.
  1. En estos momentos llamamos a los gobiernos de Catalunya y España a detener una escalada que nos lleva a todos al desastre. La solución al problema de la relación entre Catalunya y el resto de España no vendrá de la mano los tribunales, pero el respeto a la legalidad nos obliga a todos. La determinación del Estado de impedir la celebración de un referéndum ilegal no puede implicar en ningún caso limitar el debate político y los derechos consagrados en la Constitución.
  1. Es por todo ello que pedimos al gobierno de Cataluña que renuncie a la organización de un referéndum ilegal y que esta renuncia haga posible la apertura inmediata de un proceso de diálogo y negociación al que estén convocadas todas las fuerzas políticas catalanas y españolas. Pedimos al gobierno de España que dé una respuesta política a un problema político y que no pretenda que la única respuesta del Estado a este problema político la dé el poder judicial. Los presidentes Puigdemont y Rajoy deben hacer hoy lo que hace meses deberían haber hecho, hablar.
  1. El socialismo catalán y el conjunto del socialismo español estamos comprometidos a contribuir a encontrar una solución democrática y acordada a los problemas planteados y queremos emplazar todas las instituciones y partidos a hacer contribuciones positivas en esta dirección.
  1. Llamamos a la serenidad y la calma. Las instituciones democráticas tienen la obligación de encontrar una salida al conflicto abierto que vivimos y no deben trasladar a la ciudadanía la solución del problema. Los catalanes y las catalanas tienen garantizados sus derechos y Cataluña como país su autonomía. Sólo el empecinamiento en una vía unilateral e ilegal puede ponerlos en peligro. Llamamos a la responsabilidad de los gobiernos de Cataluña y España para iniciar de forma inmediata el diálogo, la única vía, reiteramos, de solución.
Anuncios