Políticamente incorrecto

Leopoldo David Bernabeu, Presidente de Ciudadanos por Benidorm

Políticamente Incorrecto

La temperatura de estos días invita a la reflexión temprana y fugaz, sin demasiadas alharacas, no más que las suficientes como para concluir que la clase política no es la única que cambia de opinión tan deprisa como la noche y el día, en función de lo que convenga en cada momento.

Ayer el calor fue tan inusual y sofocante que era fácil ver por las calles de la comarca más turística de España, el impresionante contraste entre los que se bañaban y los que paseaban a cincuenta metros con camisa y jersey de manga larga. Es lo que tiene el mes de marzo y vivir en Benidorm o cualquier otro pueblo de la Marina Baja. Una temperatura que sigue el curso de nuestros principales actores, esa clase política a la que si te acostumbras, le llegas a coger cierto cariño por empatía. Es sólo cuestión de interpretarles, hacen su función, les pagamos para que nos entretengan y lo cumplen a la perfección. Que nos gusten más o nos guste menos sus acciones, que más bien suele ser menos cada día, es ya otra cuestión, pero nos entretienen, reconózcanlo.

Una temperatura les decía, que durante estos días nos va a engatusar para que nos vayamos acostumbrando al buen tiempo y cuando menos lo esperemos, zas, golpe en seco el fin de semana y de nuevo todos a desempolvar la bufanda y los guantes, o casi. Vamos, al más puro estilo de nuestros afamados actores. Una de cal y otra de arena. Siempre nos quedará el fútbol, ayer el Madrid y hoy el Barça.

Nos plantamos hoy, 8 de Marzo, en el Día Internacional de la Mujer, tan institucionalizado ya que me impone cierto respeto a la hora de opinar sobre él por el cómo se interpretarán mis palabras, cuando no es más que un inmenso error al que hemos dado fecha en el calendario. No tiene el más mínimo sentido que la mujer, o el hombre, tengan un día internacional en el calendario. Desde el más absoluto respeto a todas las opiniones, insisto en que me parece una auténtica discriminación hacia la mujer. No sólo no se consigue nada especial en cuanto a reivindicaciones en un día como el de hoy, un día sin más, sino que las discrimina, por cuanto las pone en el punto de mira. Me parece ridículo que en la época en la que vivimos sea necesario recordar que la mujer es exactamente igual al hombre, faltaría más.

¿Quiénes somos los hombres, el 50% de la raza humana, para decidir la importancia del otro 50?. Que hayan todos los años un puñado de descerebrados que pagan sus miedos, incapacidades e impotencias, haciendo daño a las mujeres, no significa que al otro 99,99% de los hombres nos tengan que recordar que todos somos seres humanos exactamente iguales. Hombres y mujeres, sin distinción de raza, sexo, color y lo que ustedes quieran incluir y a mí se me haya pasado.

Ayer escuché una de esas noticias que son producto, claro está, de seguir celebrando días como el de hoy. Hay una comunidad autónoma, ¿adivinan cuál?, que ha decidido que en un proceso de selección y a igualdad de puntos, el puesto es para la mujer. ¿Por qué?, ¿no es esto también una discriminación?, ¿están de acuerdo las mujeres con esta absurda decisión?.

No soy yo quien para decir lo que hay que hacer, ni se me ocurre, pero invito a la reflexión sincera y sencilla. Eduquémonos en valores y respetémonos los unos a los otros. Admiro a mi madre, quiero a mi pareja y a mi hermana y respeto a mis compañeras de trabajo y Corporación municipal, así como valoro a todas esas trabajadoras municipales con las que habitualmente tengo que tratar. Me encanta hablar y tratar con las clientas de mi empresa y me embarga la emoción cuando escucho a las grandes lideresas internacionales, tanto en política como en la empresa privada. Los hombres, y esto ya es cosecha propia, tenemos mucho que aprender de las mujeres. Las conversaciones con los hombres son siempre más previsibles, en cambio hablar con las mujeres es siempre mucho más enriquecedor. Aprendo siempre y cambian muchas perspectivas inicialmente establecidas.

Por salirme del estereotipo, algo habitual en mi forma de proceder, más que celebrar hoy nada, me ha preocupado leer que 5.000 niños alicantinos se han quedado este curso, sí sí, este que todavía no ha terminado, sin libros de texto del famoso proyecto que nuestros ilustres políticos inventaron llamándolo “plan de libros gratuitos”, porque el año pasado no entregaron los antiguos. Lo que nadie había pensado, y mira que les pagamos bien para que al menos hagan esto, que esos niños ni siquiera tuvieron libros el año pasado, por lo que difícilmente podían entregarlos para que les dieran sin coste los de este curso. De ahí que sean pobres. Tiene que ser admirable el personaje que parió esta gran idea, seguro que lo hizo desde su lujoso sillón bien remunerado. A estos sí que había que ponerles un día internacional, el del cazurro. Mucho más necesario para reivindicar que estas cosas no sigan pasando.

Igual es el mismo personaje que se ha sacado ahora de la manga que todos los funcionarios con hijos menores de 14 años tendrán prioridad para elegir las vacaciones, en otro aldabonazo más a la indiferencia social, dejando pasmados a todos aquellos que lean la noticia y se pregunten porque a ellos sí, que ya tienen la gran suerte de tener un trabajo fijo, estable y bien pagado, y a mí no, que me las veo putas para sacar adelante a mi familia.

En el ámbito político, más de lo mismo, nuestros actores, que llevan a cabo funciones diarias y a veces por partida doble, nos recuerdan hoy que sigue la guerra abierta entre la Generalitat y la Diputación por controlar las competencias en materia turística, subiendo un peldaño más en la meteórica carrera por demostrarnos a todos que el bien general les importa un pepino y lo único que cuenta es ganarle la batalla al adversario para quedar por encima de él y demostrar que eres más guapo y más chulo. En el ayuntamiento de la capital, a insultos entre Psoe y Pp llamándose de todo en otro alarde de inteligencia y buen hacer, y en Benidorm, ahí Benidorm, que pena dios mío.

Ayer vimos cómo todavía hay dos concejales, que si tuvieran vergüenza y no el bolsillo lleno de telarañas, ya habrán dimitido, hacer el más espantoso de los ridículos faltando de nuevo, una vez más, el respeto a los más de 3000 votantes que dieron su apoyo a Ciudadanos por Benidorm. En esta ocasión y leyendo el comunicado que emitieron, también faltan el respeto a la Justicia vulnerando sus resoluciones. Arturo Cabrillo salió ante los medios de comunicación a decir que si el PP no acepta sus enmiendas tampoco les van a votar a favor. Que forma tan obscena de reírse de la gente. Lo hacen ahora agobiados por la presión de todos los medios y grupos políticos que llevan meses diciéndoles que son unas marionetas al servicio del equipo de gobierno; lo hacen tres semanas después de declarar ante el juez de lo penal y quedar demostrado que los motivos por los que expulsaron a un servidor del grupo municipal nunca han existido; y lo hacen, pásmense, redactando unas enmiendas que cualquier bachiller habría hecho mejor, pidiendo cosas tan ridículas que ya no hay miembro de la oposición que no tenga claro que están redactadas por el propio equipo de gobierno del PP, en un embuste más para edulcorar el voto a favor de estos dos indocumentados, vulnerando así el programa electoral que les llevó a pisar moqueta y cobrar un sueldo, y apuñalando de nuevo por la espalda a cambio de un plato de lentejas con chorizos, el ideario que más de 3000 benidormenses votaron totalmente ilusionados para intentar contribuir a que las cosas fueran un poco mejor a todos, y no sólo a estos tres vividores de la política, Arturo Cabrillo, Paquita Ripoll y el gran culpable de los males de todo un proyecto político llamado Ciudadanos por Benidorm, Fran Noguerol, un imputado que sigue actuando de asesor del grupo de manera ilegal, pues desde el pasado 20 de febrero debería haber sido cesado por el alcalde Toni Pérez, y que al no hacerlo supone un agravio comparativo para Liberales y Compromís, además de una evidente prueba del pacto de no agresión que tiene con estos dos personajes que han traicionado la voluntad de muchos ciudadanos de Benidorm.

A todo esto Podemos pide ahora que televisión Española elimine las Misas, en Cataluña los independentistas siguen forzando la máquina para acelerar su ilegal proceso y Rosendo Naseiro desmonta la defensa de Bárcenas sobre las inversiones en arte, como si el resto de los mortales no lo supiéramos ya. La vida sigue igual. Que sean felices.