Todo está perfectamente controlado

Todo está perfectamente controlado

Leopoldo D. Bernabeu.- No podemos decir que no esté todo muy bien organizado, lo suficiente como para que nadie se aburra, y el que lo haga es porque quiere o porque conoce el sistema de tal manera que a él no le enredan.

Cada día hay más ermitaños. Por algún lado, ya sea político, empresarial o deportivo, a todos nos tienen entretenidos como buenos corderitos. Termina la semana, la vista atrás y te das cuenta de que todo forma parte de una misma maquinaria, que no me atrevo yo a decir quien o quienes son los que manejan sus teclas, pero que consiguen sus objetivos, estamos todos enganchados de tal manera que a muy pocos les queda tiempo como para sublevarse y darse cuenta de lo que realmente pasa.

Todavía no hace una semana que vivimos el bochornoso espectáculo de ver como la justicia española, esa que dicen que es igual para todos, dejaba marchar Urdangarín a su magnífica casa de Suiza que pagamos todos los españoles, libre como un pajarito, y ya nadie habla del tema. Soy de los que repasa tantos medios de comunicación a diario, que algunos me tildan de obsesivo y les garantizo que ni una sola línea, ni siquiera en los apartados de opinión, he leído ya sobre este bochornoso ejemplo que demuestra que no todos somos iguales ante la ley. A otra cosa mariposa.

Ahora estamos en otro espectáculo político, ese que ha sacado en tromba a todos los muchachos del PP a defender con uñas y dientes lo mismo que si sucediera en caso contrario atacarían de manera desaforada, la imputación del presidente de la Región de Murcia y la inexplicable e incomprensible decisión de que no haya dimitido todavía. Y conste que no entro en si ha cometido algún delito o no, me quedo mucho antes, me quedo en el documento que él mismo firmó y en el que de su puño y letra dijo que si era imputado se marcharía minutos después. Pues ya lo ven, imputado y agarrado al poder como si le fuera la vida en ello, dejando escapar su propio honor y obligando a sus compañeros de partido a inventar todo tipo de excusas de mal perdedor para explicarnos a todos, que somos muy tontos y nos lo tienen que repetir varias veces, que no ha cometido ningún delito, como si el tema en cuestión tuviera algo que ver con eso. Este es el nivel político que disfrutamos en España, personas que son capaces de dejar caer todo un gobierno regional antes de reconocer que no tienen razón y que se han equivocado. Claro, eso sería como arrodillarse ante el adversario, aunque en este concreto caso es quien te sostiene en el poder. Y los ciudadanos, esos invitados de piedra a los que sólo se les dice lo buenos y guapos que son cada cuatro años para que les voten bajo la manida promesa de que les van a mejorar su calidad de vida, que les den.

Y mientras todos los medios de comunicación están centrados en si Ciudadanos se casa con el Psoe en Murcia para echar al PP, poco o nada leemos ya sobre la amenaza velada y vergonzosa que hace sólo 48 horas Francesc Homs profirió a los Magistrados del Tribunal Supremo. Ese sí que es un tema que a todos nos debería preocupar y mucho, empezando por aquellos que tienen en su mano darle una solución y que hace ya años deberían haberla puesto en marcha. Pero no interesa, el Partido Popular de Mariano Rajoy, que ya habla de nuevas elecciones para Noviembre de este año porque sabe que no va a conseguir apoyos para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, calla de manera sonrojante ante estas amenazas porque necesita los votos de estos independentistas catalanes para salvar su cara. Lo que a mí, personalmente, me hace entrever que el caso del presidente de Murcia no es más que la perfecta cortina de humo de Rajoy para que los ataques mediáticos se desvíen de la diana catalanista.

Rajoy, ya que lo tocamos, tiene que darse mucha prisa. Será cualquier cosa que queramos, pero de tonto no tiene un pelo, lo ha demostrado en muchas ocasiones, sobre todo en estos últimos 15 meses, y suele fallar muy poco en sus previsiones, entre las que destaca y con mucha fuerza la vuelta de Pedro Sánchez a la Secretaría Genaral del Psoe. Lo sabe mejor que nadie. Estaría feo que yo dijera que hace meses también lo predije, como otros tantos temas en los que mi predicción no ha fallado, llámese Brexit en Inglaterra, referéndum sobre la Paz en Colombia o los resultados electorales en EEUU…Menos mal que las cosas escritas permanecen escritas.

Y como Pedro Sánchez va a arrasar en las primarias de su partido, Rajoy tiene acelerar la maquinaria de la negociación  a todas las bandas posibles y aprobar sus presupuestos cuanto antes, pues ya no hay alcalde o diputado socialista a nivel nacional que se atreva a decir una mala palabra sobre el que saben que vuelve como el Ave Fénix y que va a llevar a cabo una limpieza de barones y de traidores que al Psoe no lo va a conocer “ni la madre que lo parió”, que diría un Alfonso Guerra que también le apoya. No hay nada en este país como convertir a alguien en un mártir.

Les pido que por favor no pierdan el hilo. No soy yo un buen redactor y lucho porque ustedes entiendan que todo está encadenado para que nos entretengamos hablando y opinando sobre lo que otros deciden, manejando perfectamente los momentos para cada cosa y utilizándonos como punteros estiletes.

Y como no todo van a ser noticias políticas perfectamente organizadas para que hablemos de ellas, inauguramos Marzo con la magnífica noticia de que el paro ha bajado, y aunque en el cómputo global han sido poco más de 9.000 personas las que han encontrado un puesto de trabajo, no se daba un dato tan positivo en el mes de febrero desde hace 12 años. Termino con alegría, siempre nos quedarán los resultados de Mercadona, un clásico de estas fechas, que nos hace ver que no todo es politiqueo barato y que siguen habiendo empresarios en este país que se preocupan sólo de lo suyo, seguir creciendo y generando puestos de trabajo, que en el caso de esta gran empresa, número uno ya en ventas en España, está a punto de alcanzar los 80.000 trabajadores.

Siempre me ha gustado el modelo Mercadona, y todavía más desde que he podido contrastar con muchos conocidos que trabajan en otros tantos supermercados, los sistemas de trabajo. No sólo los salarios, sino sobre todo los modelos organizativos, la repercusión que tienen las decisiones que toman los de arriba sobre los de abajo. No quiero que nadie me malinterprete, sé que en todos lados cuecen habas, pero invito a aquellos que estén dispuestos a escribir mal sobre esta empresa, que primero pregunten como es el día a día de los que los que trabajan en la amplia gama de competidores que ostenta el gremio.

Menos mal que siempre nos quedará el deporte rey. Entre Liga, Champions, Copa y selecciones nacionales, no hay día que no tengamos en televisión un partido de fútbol, el somnífero perfecto que le pone la guinda al pastel. Todos tranquilos, cervecita y patatitas en mano a última hora de la tarde, a pelearnos sólo sobre quien es mejor o peor, mientras nuestros políticos siguen ideando que historia nos lanzan al día siguiente para que todo continúe como siempre. Que tengas ustedes un feliz fin de semana.