Opinión de un vecino sobre “Las Kellys”

Oscar Degiorgis.- Sensibilizarse y ser solidario con el prójimo no debe dar vergüenza, rubor, ni temor, mas  aquellos que somos libres de ataduras, y/o no tenemos relación de dependencia con empresas, sea del sector que sea, y sin ánimo de faltar el respeto, nos expresamos “sin pelos en la lengua”.

En este caso deseo manifestar mi opinión respecto a las camareras  de piso y demás gente que trabaja en los hoteles y afines. Aclarando primero que conozco a varios empresarios y establecimientos que además de cumplir con la legislación vigente, son “personas con humanidad, dotados de empatia.

He recabado varias opiniones sobre la concentración de “LAS KELLYS”, el día 16 de agosto pasado. Conclusiones:

– Fue un éxito, emocionante ver y escuchar a las oradoras y su entorno, leyeron un manifiesto con sus reivindicaciones ante la patronal y público en general exponiendo fundamentalmente los problemas de salud por largas jornadas y exceso de trabajo mal remunerado, y en muchos casos sin contrato, o con contratos que no reflejan las horas verdaderamente trabajadas. ¡O sea, la que tenga la suerte de llegar por su propio pié, a cobrar su jubilación, volverá a sentir en sus carnes el egoísmo de los que se forraron con el sudor de sus frentes y cuerpos!

¿Europa sigue acabando en los Pirineos?

-Los partidos políticos de izquierda un “pelín” desorientados, ( ¡no todos claro!, a ver si se me enfadan. ¡Uf! se me olvidaba jolines). El PP no asistió, pero ésto sorprende menos, lo que mas cuesta entender es a los que se embanderan o llevan en sus siglas, ser de izquierda democrática, y si bien presentan mociones, muy respetables por cierto, que llevan su lento curso, y deben ser sometidas a Pleno y votaciones, que en el mejor de los casos de ser”aprobadas”, siguen la lenta burocracia, por no hablar que luego, en bastantes casos, los empresarios son “avisados por sus amiguetes! de las visitas e inspecciones de trabajo, y así esconden las irregularidades.

“Las Kellys” hartas de no sentirse bien representadas, dieron “un golpe sobre la mesa”, al expresar que no les representan, de hecho no cedieron protagonismo a nadie, tampoco el micrófono.

Hubo quien ardía por hacerlo, hay que ver con que facilidad hay quienes se sienten autorizados o creen que vinieron al mundo para ser protagonistas de los esfuerzos de los “otros”. Se les vio merodear, al acecho de una eventual porción de una hipotética tarta futura, y no me estoy refiriendo a políticos locales miembros del consistorio.

Algo no se habrá hecho bien ni a tiempo, para que éstas mujeres se hayan decidido a agruparse en asociación.

La gente cuando va a votar lo hace con emoción, orgullo democrático, con esperanzas basadas en los programas electorales.

Señores y Señoras de HOSBEC (a buen@s y mal@s):

Un trabajador feliz, rinde el 25% más, y va al sitio de trabajo con ilusión… Estas mujeres fueron concebidas y traídas al mundo por sus madres y padres para que sean felices, formen familia y vivan sus vidas.

Estas mujeres no tienen dos vidas, para regalarles  una a ustedes, y luego vivir la otra, felices en conciliación familiar.

¿O es que no teneis hijas e hijos?

¡¡¡A la M….. con HOSBEC!!!  Y lo políticamente correcto,  cuando a casa hay que “llevar el pan” ganado dignamente proporcionado por empleadores dignos, y no cobrando a razón de 1,75 euros por habitación aproximadamente. ¿Esclavitud en el Siglo XXI y en España? Y luego intentan distraer metiendo miedo con algún país caribeño, ¿y China qué?

Estas “heroinas” con su trabajo sacan adelante el día a día de las empresas, y el día que se terminen de “cabrear”, y se marquen un par de jornaditas de huelga, verán  como se ahorran dinerillo en Nolotil/Paracetamol/ Diclofenaco/Red Bull, etc. Pasando a ser los empresarios los que agoten en las farmacias, las existencias de los antidiarreicos.

Espero y deseo que sigan sin dejarse “contaminar”, pues como lobas que son, que no acaben amamantando los Rómulos y Remos que se quieran poner la medallita, o disfrazados o topos.

PD: Se recuerda que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, dispone de un Buzón de Fraude Laboral para efectuar denuncias, conservando el anonimato.