El Brexit

Bernat Mira Tormo.- El mañana del referéndum del Brexit ya ha llegado. Vamos a ver por encima lo que ha sucedido, hoy es 25 de junio.

Los partidarios del brexit, han ganado el referéndum, para salir de la Unión Europea. El resultado ha sido muy ajustado, casi un 52% a favor de salir de la Unión Europea, y algo más de 48% para seguir. ¿Y ahora qué?

¿Por qué han votado la salida de la Unión Europea los habitantes del Reino Unido? En mi opinión parece bastante claro, que ha sido más por motivos emocionales que racionales. Inglaterra, ha sido un gran imperio, y el recuerdo de su pasado poder y bienestar, todavía es añorado por una parte de las personas mayores que todavía tienen vivo el recuerdo, de su entonces excelentes ferrocarriles, sanidad, y bienestar. Sobre todo cuando comparan lo que han sido, y lo que son. Y además la crisis económica actual le ha puesto la guinda al pastel.

Por eso cuando personajes nacionalistas, como Nigel Farage y Boris Johnson, les dicen que Europa es la causa de todos sus males, y que hay que independizarse de la UE. Porque la unión UE, les dicta las leyes, y que la burocracia de Bruselas es un pozo sin fondo, para los impuestos de los británicos, y que con los impuestos que el Reino Unido paga a Bruselas, ellos tendrían una sanidad de lujo. Y que el día 23-06-2016, debe ser el “Independence Day” del Reino Unido, de Bruselas, que a su vez está controlada por Alemania.

Normalmente, los nacionalistas de cualquier país y los ingleses, no son ninguna excepción, por muy ignorantes que sean, siempre se creen superiores a sus conciudadanos que no son nacionalistas.

¿Quién ha poyado la permanencia del Reino Unido en Europa? Pues principalmente los jóvenes, que han votado casi en un 75%, a favor de continuar en la Unión Europea. Resulta que la mayoría de los jóvenes británicos se sienten europeos, y han votado mayoritariamente por la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea.

Han votado también mayoritariamente a favor de la permanencia del Reino Unido en Europa, el área de Londres, Escocia, y Irlanda del Norte, la mayor parte de los intelectuales, la mayoría de laboristas, sindicalistas y todo tipo de progresistas. Porque se sienten más a gusto y seguros en la Unión Europea.

Lo bueno que ha tenido el referéndum, es que se ha respetado la voluntad de los ingleses.

Y lo malo, es que no les habían explicado bien las consecuencias económicas y políticas de abandonar la Unión Europa. Tenían que haberles explicado bien a los británicos, que el referéndum, “cotizaría en bolsa”, y no para bien. Y tendría consecuencias imprevisibles sobre el valor de la libra, del euro, del dólar, etc.

Así, que ya veremos por donde sale todo esto. Cuando se vean las imprevisibles y desagradables consecuencias económicas que se nos avecinan a todos, no me extrañaría que intenten hacer a todo correr, otro referéndum para volver a entrar en la Unión Europea.

La salida del Reino Unido, ha sido un palo para la Unión Europea, lo que hace falta, es que no sea también el principio de la desintegración del Reino Unido, como país.

¿Si la Unión Europea, hubiera funcionado de forma más eficiente, se hubiera producido el Brexit? Pues casi seguro que no.

Pero no olvidemos que uno de los principales obstáculos para que no avanzara la Unión Europea, precisamente venía de los obstáculos que ponía el Reino Unido, a una Europa más unida.

Yo soy europeísta convencido, y de izquierdas. Y soy consciente de que las políticas neoliberales, que viene aplicando la Unión Europea, son infumables para los trabajadores, no sólo del Reino Unido, también del resto de Europa.

Espero que los gobernantes de la Unión Europea, aprendan algo de la salida del Reino Unido, y hagan una política más social, más justa y más progresista. Porque de lo contrario mucha gente seguirá el ejemplo del Reino Unido. Porque hoy la Unión Europea, está en manos de gente mediocre, y burócrata. En buena parte rehén de los lobbies económicos reaccionarios, porque están al servicio de las multinacionales, y amparados por los gobiernos más fuertes de la Unión Europea, como Alemania.

Necesitamos una Europa fuerte, social y unida, sí. Pero al servicio de los ciudadanos europeos. Porque si ponemos la Unión Europea, al servicio de las naciones europeas, más importantes, como pasa ahora, la Unión Europea, no podrá tener ningún futuro. Insisto porque es muy importante que tengamos claro, que los derechos y los deberes deben tenerlos exclusivamente los ciudadanos, nunca los territorios. De lo contrario nos pueden colar por la puerta trasera, privilegios exclusivos de algunos colectivos, amparados en los derechos de los territorios.