Los aparcamientos disuasorios, llenos durante la Semana Santa

La ciudad cuenta con 7.600 plazas gratuitas de este tipo, 600 de ellas habilitadas en las últimas semanas

González de Zárate destaca “el buen funcionamiento” de esta red municipal a disposición de vecinos, turistas y trabajadores

Los aparcamientos disuasorios de Benidorm han estado “llenos” durante la Semana Santa, “demostrando así que la ciudad está más que preparada para ordenar el estacionamiento de la avalancha de vehículos habitual en momentos punta como la Semana Santa o la temporada de verano”. Así lo ha señalado hoy el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate, que ha recordado que “esta red municipal con cerca de 40 aparcamientos disuasorios ofrece 7.600 plazas de parking gratuitas distribuidas en prácticamente todos los puntos de la ciudad y que están a disposición de residentes, turistas y trabajadores”.

González de Zárate ha precisado que en previsión de la importante llegada de vehículos a Benidorm durante la Semana Santa “recientemente se han habilitado dos nuevos aparcamientos disuasorios, que suman 600 plazas y que están ubicados en la avenida Almirall Bernat de Sarriá junto al mercadillo Pueblo y en las inmediaciones de discotecas de la avenida Comunidad Valenciana”.

Estos dos nuevos aparcamientos se añaden a las algo más de 7.000 plazas que ya estaban operativas y que se recogen en el folleto editado por el Ayuntamiento y que puede consultarse en la web municipal https://benidorm.org.

El edil ha indicado que durante los días de Semana Santa “hemos visto grandes llenos” en aparcamientos como los del Salt de l’Aigua, calles Italia y Cuba, avenida de Beniardá o el situado junto al parque comarcal de Bomberos. También los niveles de ocupación han sido importantes en el nuevo aparcamiento en superficie de la avenida Armada Española, que “da servicio a la primera línea de Poniente favoreciendo el consumo en la hostelería y comercio de la zona”.

El responsable de Movilidad ha incidido en que “el comportamiento de los turistas, muchos de ellos acostumbrados a utilizar este tipo de aparcamientos en sus ciudades de origen y grandes capitales, ha sido estupendo”, puesto que “han estacionado en esas plazas y se han desplazado al centro de la ciudad andando, sin ningún tipo de problema, para consumir en establecimientos y negocios locales”.

“La ciudad funciona y lo hace de manera organizada”, ha recalcado.