Las instalaciones de la antigua Cooperativa Agrícola de Altea ya son patrimonio municipal

En la mañana de ayer, la Corporación Municipal, encabezada por el Alcalde, Jaume Llinares, ha visitado las instalaciones de la que era la Cooperativa Agrícola y que han pasado a ser patrimonio alteano. Así lo ha confirmado el primer edil, quien ha desvelado que la operación se formalizaba el pasado miércoles.

“Hemos hecho una visita, creo que necesaria, para que toda la Corporación conozca las instalaciones de la Cooperativa Agrícola. El miércoles se formalizó en la notaria la adquisición de los terrenos y las instalaciones de la misma por parte del Ayuntamiento; después del concurso de acreedores que ha habido y que ha finalizado con la adjudicación al Ayuntamiento de Altea”; ha explicado el Alcalde.

“Con esta visita hemos podido ver las posibilidades que tiene y cuál puede ser su futuro”; ha puntualizado Llinares, quien ha pormenorizado el  procedimiento que se va seguir para dar uso a las instalaciones y que “pasa por el traslado de la Empresa Pública Municipal a la nave grande de la Cooperativa. Al mismo tiempo ir dando pase a todas las expectativas que se abren con esta adquisición como es sacar adelante el dotacional del Plan Parcial Expo Altea con la instalación del Eco Parque, del Cementerio y del Tanatorio y creemos que esto se puede impulsar con gestión directa por parte del Ayuntamiento”.

Jaume Llinares ha hablado de la importancia y las posibilidades que abre el desarrollo de Expo Altea para el futuro del municipio, como el establecimiento de nuevas empresas, el potenciar que los nuevos emprendedores se queden en Altea y se puedan instalar en este parque empresarial, entre otras muchas medidas que llegarán para beneficiar la economía local. “Todo esto se podrá realizar a partir de ahora. Estamos a la espera de la aprobación definitiva del Plan General, que permitirá el desarrollo del Pormenorizado, incluyendo Expo Altea y dar respuesta a las necesidades del municipio”; ha matizado el primer edil alteano.

Para el Alcalde de Altea la planificación del futuro de estas instalaciones ha de contemplar también las necesidades del sector agrícola alteano y para ello “estamos trabajando en un convenio con la asociación de agricultores de Altea para poder dar uso a una parte de las instalaciones en beneficio de este sector. Un convenio que ha de tener los informes favorables técnicos y jurídicos para poder facilitar las próximas campañas agrícolas en una parte de las instalaciones. Este es un campo amplio de trabajo que recogerá el convenio y que abarca desde formación, fomento de la agricultura, participación del Ayuntamiento en campañas, creación de un museo etnológico en la antigua almazara, entre otras actuaciones”.

En palabras del Alcalde, “se abren muchas puertas y ahora estamos en el proceso de planificar y de estudiar entre todos cuál es el mejor uso que se puede dar a estas instalaciones y a partir de ahora ir dando pasos para plasmar las ideas y trasladarlas a la realidad gracias a la adquisición de estos terrenos”.

Jaume Llinares ha acabado la visita expresando un deseo; “mi deseo sería que la Cooperativa estuviera saneada y funcionando, pero el concurso de acreedores ha ido como ha ido y las posibilidades de viabilidad de la Cooperativa eran inexistentes y creo que ha concluido de la forma más satisfactoria para la mayoría de la población de Altea. Que los terrenos sean públicos, y ahora políticos y ciudadanos decidirán el futuro de estas instalaciones”.