Presentación de la exposición ‘Cosas de Crearte’ del ciclo Juno a la Tardor en l’Alfàs

La muestra colectiva ‘Cosas de Crearte’ se ha inaugurado este fin de semana en la Casa de Cultura de l’Alfàs del Pi. Una selección de obras de Julia Serrano, Pepa Vázquez, María José Kaspers, Pepi Martínez, Carmela García, Olga Reinoso, Bippan Norberg, Alfonso Guillén y Manuela Gómez de la Asociación pictórica Crearte de l’Albir, organizada en colaboración con el Instituto Valenciano de Cultura, Generalitat Valenciana, dentro del ciclo Juno a la Tardor, con el objetivo de divulgar el papel de las mujeres en el mundo de las artes, ha informado el concejal de Cultura de l’Alfàs, Manuel Casado, que ha asistido al acto inaugural junto a la concejala de Residentes de otras nacionalidades, Martina Mertens.

Una muestra colectiva de Crearte Albir, asociación cultural fundada en el año 2008 con el objetivo de expresar sus inquietudes artísticas mediante la pintura y el dibujo, nos comenta su presidenta Carmela García. Sus asociadas, se reúnen dos días por semana en la Casa de Cultura de l’Alfàs para pintar en un ambiente relajado y distendido. No dan clases de pintura, se corrigen y escuchan entre ellas. Una asociación que permanece abierta a quien guste, de marcado carácter autodidacta y cosmopolita, en la que tienen cabida todas las personas interesadas por la pintura, sin importar los estilos, como refleja la exposición que esta tarde se inaugura, ‘Cosas de Crearte’.

Una exposición organizada con la colaboración del Instituto Valenciano de Cultura. Juno a la Tardor. Cicle de dones creadores. Un proyecto llamado a sumar esfuerzos, enfocados a dar visibilidad a las mujeres en diferentes ámbitos y municipios, a la vez que a los distintos espacios culturales. Juno a la Tardor es un proyecto cultural itinerante, que potencia la igualdad efectiva entre hombres y mujeres en el ámbito de la creación y producción artística. Juno era, en la mitología griega y romana, la diosa madre, protectora de las mujeres, hermana y mujer de Júpiter y la divinidad que velaba por la felicidad y por la prosperidad doméstica, haciendo valer su sensibilidad, creatividad e intuición.