El Alcalde de Altea destaca la planificación como fundamento de gestión de su Equipo de Gobierno

Altea recibirá en breve 30 millones de euros en subvenciones

La palabra planificación, a la hora de calificar la acción de gobierno, ha sido la más repetida por el alcalde, Jaume Llinares, durante el desayuno navideño con los medios de comunicación. Una cita informativa que ha tenido lugar esta misma mañana en el Ayuntamiento de Altea y en la que, como es habitual, se ha llevado a cabo un balance de gestión anual del Equipo de Gobierno, Compromís-PSOE. El Alcalde ha estado acompañado por los portavoces del Grupo Municipal Socialista, Miguel de la Hoz y del Grupo Compromís, Diego Zaragozí, quienes han pormenorizado algunas de las actuaciones y proyectos que se han ejecutado en el presente ejercicio.

“La planificación es el concepto fundamental del trabajo que hemos realizado desde el Equipo de Gobierno. Un trabajo que ha sido transversal y solidario entre las distintas concejalías. Tanto PSOE, como Compromís, hemos trabajado por el bien del municipio sin tener en cuenta los intereses de partido”. Con estas palabras, Jaume Llinares ha descrito la labor del Gobierno Local en los últimos años. “Un trabajo cuyos resultados permiten seguir ejecutando proyectos y reduciendo la deuda municipal y todo ello gracias, en gran parte a la capacidad de previsión, que ha permitido que en estos momentos estemos recibiendo subvenciones de otras administraciones tan importantes como las procedentes de Europa”; ha matizado Jaume Llinares, quien ha citado algunos de los proyectos que se van a poner en marcha mediante subvenciones del Fondo Europeo, como son la rehabilitación de viviendas y barrios, o la mejora del entorno del Río Algar.

“Las ayudas que estamos recibiendo son continuas. El reconocimiento de Altea como destino turístico es un hecho y ha hecho llegar a las arcas municipales 4 millones de euros para los Planes de Sostenibilidad, que contemplan la ejecución de 17 proyectos que van a mejorar el turismo, pero también el modo y la calidad de vida de alteanos y alteanas”; ha declarado Llinares.

El Alcalde de Altea, aunque ha dejado en el tintero muchos de las propuestas llevadas a cabo en el último año, ha querido destacar aquellos que afectan directamente a la ciudadanía alteana como pueden ser la adquisición de la Cooperativa Agrícola, cuya formalización tiene lugar hoy mismo; la ejecución y final del proyecto de regeneración del Frente Litoral y a cuya playa resultante los alteanos han denominado “El Bol”; el futuro Centro de Día para mayores; la integración del Conservatorio en la Red de Conservatorios Públicos de la Generalitat; la aprobación provisional del PGOU que se encuentra en fase de exposición pública previa a la aprobación definitiva; los proyectos de rehabilitación de la Casa de l’Aigua para reubicar el Museu Fester; la ejecución de una gran sala de exposiciones en la primera planta de la Casa de Cultura; entre otros muchos planificados que se pondrán en marcha el próximo año, como la remodelación de la avenida Comunitat Valenciana o la reurbanización de Pont de Moncau, conexión fundamental entre el Centro Urbano y el Casco Antiguo de Altea, financiados por la Diputación de Alicante y los Planes de Sostenibilidad, respectivamente.

Jaume Llinares no ha olvidado hacer referencia a lo que en un futuro será el proyecto de renovación de infraestructuras en el Casco Antiguo de Altea. Una importante inversión de unos 10 millones de euros y que el Consistorio está abordando  con la empresa concesionaria del Agua, la UTE Aigües d’Altea.

El Alcalde ha acabado su intervención anunciando que en las próximas semanas se reiniciará el proyecto de remodelación de la Casa Consistorial y su entorno. Un ambicioso propósito cuya resolución del concurso público concluía que todos los proyectos presentados ofrecían mejoras, pero que ninguno contenía la solución definitiva que se pretendía con la mejora. “Pienso que si se consensua un proyecto que recoja todas las mejoras propuestas, puede ser viable. Hay dos propuestas sobre la mesa: una, limitar la participación a las empresas que ya se presentaron al concurso y otra, abrir otra vez el concurso. Estamos trabajando en ello y esperamos que en los próximos meses quede cerrado el concurso”; ha explicado Llinares.

El primer edil alteano ha cerrado su intervención apelando de nuevo a la “planificación” como eje de las acciones emprendidas, proyectos y frutos que se están recogiendo como son las subvenciones procedentes de administraciones superiores.

Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal PSPV-PSOE, Miguel de la Hoz, se ha referido a “la vuelta a la normalidad tras la pandemia” como la premisa que ha permitido retomar proyectos y actividades usuales; así como emprender otros nuevos o poner en práctica protocolos diseñados durante la pandemia del COVID-19. Formalismos que han sido aplicados por ejemplo en la recepción e integración de los refugiados ucranianos que, a consecuencia de la guerra, han tenido que emigrar a otros países y que también han llegado a Altea.

De la Hoz ha subrayado que “con la llegada del verano y la eliminación de las restricciones han vuelto las fiestas de barrio y también las patronales. Un hecho que ha producido la reactivación del calendario festivo y social  del municipio”.

El portavoz socialista ha citado algunas de las propuestas gestionadas por las concejalías que su Grupo Municipal tiene delegadas, Bienestar Social, Sanidad, Comercio, Educación, Douzelage, Seguridad ciudadana y Tráfico,  Fiestas y Juventud y de las que han emanado un intercambio de jóvenes músicos con Sesimbra -Portugal-; la asistencia al Encuentro General del Douzelage en Eslovenia; las constantes ayudas del departamento de Educación para material escolar o guarderías; actividades y campañas de dinamización del comercio como la del “Bono Comercio” o la formación en digitalización; actividades para los más pequeños y para la juventud; climatización del Centro Juvenil; inversión en la renovación de medios de la Policía Local; ampliación y mejora del Sistema de Video-vigilancia con la adquisición de 17 nuevas cámaras destinadas a la vigilancia de urbanizaciones, regulación del tráfico y vertido de residuos; acciones para la puesta en valor y promoción de la gastronomía local, entre otras muchas.

Finalmente, Diego Zaragozí, portavoz de Compromís y concejal de Escena Urbana, ha reconocido “no ser un buen año para ser el responsable de Infraestructuras por los problemas que han generado algunas obras a consecuencia de diferentes aspectos que afectan a las empresas concesionarias y al precio de los materiales. Problemas que han hecho que se hayan paralizado o ralentizado algunos proyectos como la renovación de la piscina o la remodelación y mejora de la calle Sol”.  “Por el contrario, otras obras si han podido terminarse como la del Frente Litoral, otras están en marcha como la de la piscina, y otras se prolongarán en el tiempo, como la de la C/ calle Sol que se unirá a la proyectada en la calle Alacant”; ha añadido el edil.

Zaragozí se ha referido, al igual que el primer edil alteano, a los frutos que en estos momentos el Ayuntamiento de Altea está recogiendo gracias al trabajo de varios años y ha puesto como ejemplo la creación de la Oficina de Proyectos Europeos “que nos ha permitido estar presentes en Europa antes que muchos municipios que están haciéndolo ahora”.

“El que estemos obteniendo estos buenos resultados económicos es gracias a las subvenciones que hemos pedido y nos han concedido. De Europa  tenemos concedidos alrededor de 10 millones de euros, más 2 millones que también se espera recibir; de Generalitat tenemos concedidos 8 millones de euros y tenemos comprometidos 5 millones más para 2 obras importantes; de Diputación 2 millones de euros. Contamos con  30 millones de euros que entrarán a Altea en poco tiempo”. Ha afirmado el portavoz de Compromís.

En cuanto a proyectos y acciones del último año cuyas delegaciones son de Compromís, Infraestructuras, Urbanismo, Medio Ambiente, Cultura, Deportes, Participación Ciudadana, Proyectos Europeos, Fomento del Empleo y Turismo, Diego Zaragozí ha citado algunos de ellos como la creación de la Comunidad Energética Local; la recepción de 800.000 para la mejora del entorno del río Algar; la recepción de 5 millones de euros procedentes de Europa para la rehabilitación de viviendas; la integración del Conservatorio en la Red de Conservatorios Públicos, un hecho que producirá un ahorro anual a las arcas municipales de 500.000€ y del 90% del coste a las familias; la puesta en marcha de nuevos proyectos culturales como el “Menut Fest” o la excavación en la Villa Romana de Sogai; inversión de 1 millón de euros en Palau Altea para climatización, reparación de las cubiertas y el foso de  la infraestructura; el Aula de Estudio 24 Horas, cuya licitación ha quedado desierta en dos ocasiones; la construcción de rotondas en Cap Blanc; cambio del césped artificial del campo de fútbol y obras de la piscina en la Ciudad Deportiva; inicio de resolución del contrato con Asterita, empresa concesionaria del aparcamiento, por considerarlo abusivo; entre otros.

Diego Zaragozí ha concluido su intervención subrayando el que él considera “un buen trabajo del Equipo de Gobierno en beneficio de Altea, que va a seguir cosechando logros gracias a los cimientos de su planificación”.