El gobierno de Benidorm lleva a pleno aprobar definitivamente los planes de energía sostenible y contra el cambio climático 

Los técnicos desestiman las alegaciones presentadas al PACES e inciden en que los objetivos de reducción de emisiones  son “coherentes y ajustados”

El equipo de gobierno llevará este mes a pleno aprobar definitivamente el `Plan de acción para el clima y la energía sostenible’ (PACES) y el ‘Plan de adaptación ante el cambio climático’ (PAAC), dos documentos que colocan a Benidorm “como referente y pionero en impulsar actuaciones concretas para combatir el cambio climático y para ser cada días más eficientes y resilientes”, según ha indicado el concejal de Espacio Público, José Ramón González de Zárate.

Tal y como ha informado el edil, “ambos documentos, que recogen los compromisos de Benidorm a favor de la sostenibilidad y frente al cambio climático, fueron aprobados inicialmente en pleno” y “durante el periodo de exposición pública, el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento y el sindicatos Comisiones Obreras (CCOO) presentaron alegaciones”. Estas alegaciones han sido estudiadas por los técnicos municipales, que han propuesto que sean desestimadas.

De Zárate ha explicado que “en sus alegaciones, los socialistas ponían en duda los objetivos recogidos en el PACES respecto a la reducción de gases de efecto invernadero, al uso de energías renovables o a la mejora de la eficiencia energética”. “Ya dijimos en a principios de mes –ha recordado- que el PACES está dimensionado a los objetivos a los que la ciudad se comprometió con su Adhesión al Pacto de Alcaldes y que le son ahora mismo de aplicación; y ahora los técnicos lo confirman”.

Concretamente, el informe técnico establece que los objetivos del PACES son “coherentes y ajustados” según “los compromisos adquiridos” por Benidorm; y añade que los mismos se pueden revisar “a lo largo del desarrollo del plan, en función de los informes de seguimiento y de las disposiciones normativas” que dicten las administraciones superiores mientras el plan esté en vigor.

Las “metas realistas y objetivos alcanzables” que se ha fijado Benidorm y a los que se comprometió con su adhesión al Pacto de Alcaldes en febrero de 2019 pasan por reducir los gases de efecto invernadero al menos un 40%, aumentar un 27% el uso de energías procedentes de fuentes renovables y mejorar en un 27% la eficiencia energética para el año 2030, además de incrementar su resiliencia al cambio climático

A la vista de los informes técnicos, en los que se responde detalladamente las alegaciones presentadas a ambos planes, la propuesta de aprobación definitiva incluye desestimar todas las cuestiones planteadas por el PSOE y CCOO. “Se dará así luz verde al PACES y al PAAC, nuestra hoja de ruta para los próximos años, y con ellos a las primeras actuaciones previstas en el calendario”. “Es importante que sigamos avanzando y que implementemos cuanto antes y de forma progresiva y coordinada todas las soluciones que contribuyan a evitar que la acción humana genere daños al planeta y también a mitigar los efectos del cambio climático sobre el territorio, la economía y la sociedad”.