La Orquesta Zana Batuta de Sesimbra y la Sociedad Filarmónica Alteanense celebran un concierto dentro de su programa de hermanamiento

La Orquesta Zana Batuta de Sesimbra (Portugal) y la Sociedad Filarmónica Alteanense ofrecieron el pasado sábado un concierto en la Plaza de Europa como cierre de las actividades de intercambio que se han realizado durante estos días entre las dos agrupaciones musicales. Los jóvenes alteanos viajaron a Portugal y ahora ha sido Altea quien a recibido la visita de estos 33 músicos portugueses dentro de las acciones de hermanamiento del Douzelage.

Los jóvenes lusos llegaron a Altea el pasado 27 de julio y han podido conocer la localidad, hacer rutas por el casco antiguo o asistir a uno de los conciertos de ‘Música a boqueta nit’. Una oportunidad para convivir e intercambiar impresiones.

Durante el concierto el edil Miguel de la Hoz, como responsable del programa de hermanamiento Douzelage, entregó un distintivo conmemorativo a cada agrupación musical con el fin de recordar esta experiencia que une posturas culturales entre dos poblaciones hermanadas por el Douzelage.

“Ha sido fantástico poder realizar este encuentro, ya que Altea y Sesimbra son dos pueblos fundadores del Douzelage, y gracias a estas actividades nos unimos más, aprendemos, compartimos y servimos de ejemplo para otras actividades que se realizaran en el Douzelage”, ha comentado Miguel de la Hoz, concejal de hermanamiento.