La EDAR dispone ya de los dos nuevos motores de generación de energía eléctrica que supondrán un ahorro del 37,5% en el consumo 

Los dos equipos, que tienen un 30% más de potencia que los anteriores, estarán operativos en agosto

El pasado jueves comenzaron en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) las labores de instalación de dos motores de cogeneración para autoconsumo de biogás y generación de energía eléctrica. Los nuevos motores sustituirán a los existentes en la EDAR, cuya antigüedad es de 15 años y habían alcanzado ya su vida útil.

Esta mañana el alcalde Toni Pérez y el concejal de Ciclo del Agua, José Ramón González de Zárate, han visitado las instalaciones de la EDAR para seguir de cerca los trabajos y conocer de primera mano el funcionamiento de las nuevas infraestructuras.

Los técnicos municipales consideraron que en un período muy breve de tiempo quedarían fuera de servicio y ello provocaría que el consumo de energía eléctrica tuviera que proceder de la red general. Para evitarlo se solicitó dotar a la EDAR de estos dos módulos de última generación con una potencia eléctrica de 330 kilovatios cada uno y generando 400 V, 50 Hz y un rendimiento eléctrico del 37,5%.

El biogás que se genera mediante la ‘digestión’ de los fangos de la depuradora es el combustible utilizado por estos equipos de cogeneración, de modo que la energía eléctrica que generan se inyecta en la alimentación de los equipos de tratamiento de la EDAR para su autoconsumo. Tomando en cuenta la potencia de los equipos instalados y el consumo eléctrico de la planta, al menos la mitad del consumo de la misma se aprovecha mediante el biogás.

Esa cantidad de biogás, no obstante, varía en función de la época del año de modo que en temporada estival la generación de energía eléctrica es mucho mayor porque también lo es el caudal de agua que se trata en la EDAR.

En el caso de los motores existentes hasta ahora en la EDAR, su potencia era de 220 kilovatios, mientras que los que se están instalando llegan hasta los 330 kilovatios, un 30% más. Estarán plenamente operativos en el mes de agosto y su adquisición está financiada en un 25% por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE).

“Estos nuevos equipos nos permiten funcionar con un ahorro importantísimo de energía eléctrica, un aspecto que ahora es fundamental a causa del incremento del precio de la electricidad en más de un 50%. Con ese ahorro podemos destinar más recursos económicos a realizar mejoras e inversiones en lugar de pagar la factura de electricidad” ha explicado el alcalde.

Pese a todo, Toni Pérez ha instado a la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR) a que “contribuyan a la financiación de estos equipos como se comprometieron en su momento”. En ese sentido, el alcalde ha recordado que la propia EPSAR comunicó a los ayuntamientos que financiaría la parte del coste elegible que no subvencionase el IDAE a aquellas entidades locales que se acogieran al programa de financiación de equipos de cogeneración.

En el caso de Benidorm la inversión es de unos 600.000 euros y el coste elegible, es decir, la pura adquisición de los equipos, asciende a unos 300.000 euros. “El IDAE financia el 50% de esos 300.000 euros, pero el otro 50% debería aportarlos la EPSAR. Así se lo hemos dicho y esperamos que cumplan con su compromiso” ha afirmado el alcalde, que ha agregado que “ya que no destinan dinero a inversiones que les corresponden, por lo menos que lo incluyan en esta financiación, porque obtienen un beneficio importante y deben aportar su granito de arena”.