Benidorm reafirma su posición contraria al nuevo impuesto turístico que ha iniciado el trámite en les Corts Valencianes

“El PSPV con Ximo Puig crea un nuevo impuesto que solo va a penalizar la economía turística valenciana”

Para Toni Pérez se rompe además el consenso alcanzado en el seno de la FVMP “por un tic ideológico profundo en contra del turismo”

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, hoy desde el Palau de Les Corts, ha reafirmado su posición contraria a la tasa turística, un “eufemismo”, dijo, “pues es un impuesto” que  repercute en el coste de un servicio y afecta a la industria turística.

Pérez ha señalado que “en el propio documento” se destaca que “es un impuesto”. “Un nuevo impuesto –dijo- que solo va a penalizar a la economía turística valenciana, en la Comunitat valenciana y haciéndolo para el alojamiento reglado”.

Así, insistió, “el sector que mejor contribuye a crear riqueza para todos y redistribuye como pocos para toda la Comunitat Valenciana” se va a ver muy afectado en competitividad, lo que tendrá su repercusión. 
Son, apuntó, “cerca de 4.000 millones de euros lo que el turismo aporta a las arcas de la Generalitat valenciana” y se van a ver penalizados con lo que es un nuevo impuesto que crea el Partido Socialista con Ximo Puig”.

Obedece, dijo Pérez, a “una claudicación” lo que representa “una humillación a la mayoría en base a las exigencias de unos pocos que no tienen prácticamente ninguna representación”, en alusión a “partidos radicales” y “minoritarios” que están apoyando el impuesto.

El alcalde de Benidorm fue a más y señaló que este nuevo impuesto está “rompiendo una realidad histórica: el consenso del municipalismo en la Federación Valenciana de Municipios y Provincias” que apostó por el dictamen contrario a la Tasa Turística de ayuntamientos y provincias que calificaba “de impuesto turístico” dado que “sólo penaliza” a quienes disfrutan del  turismo en la Comunidad Valenciana, incluidos también los valencianos que “tendremos que pagar también por este nuevo impuesto de pernoctación en los alojamientos de nuestra propia Comunitat”.

Reprochó que el consenso alcanzado el pasado 2 de junio en el seno de la Comisión de Turismo de la FVMP “se dinamitara” en una reunión –que calificó de “desagradable”- por parte de los ponentes de este nuevo estudio: PSPV, Unidas-Podem y Compromís” que tienen, insistió, “un tic ideológico profundo en contra del turismo”, recalcando que “en vez de solucionar los graves problemas que tenemos los valencianos parece que sólo viven para crearlos y, como es el caso, generar turismofobia”.

Para el alcalde de Benidorm, es necesario “practicar la turismofilia” argumentando a favor de la industria turística prácticas fundamentales como “la redistribución de la riqueza, la creación de empleo y la movilización de recursos en infraestructuras y servicios”.

El Turismo, significó Pérez, representa en la Comunidad Valenciana “una potente industria” que no merece “la postura humillante” de la creación de este nuevo impuesto. De “imperdonable” calificó Toni Pérez la situación considerando que el Partido Socialista y Ximo Puig “conocen muy bien el parecer de Benidorm” y el de la provincia de Alicante; incluso, indicó Pérez, “el parecer del Partido Popular y el de los propios alcaldes y alcaldesas del PSPV”, recordando que en muchos municipios “se ha alcanzado el voto unánime con el Partido Socialista e incluso Compromís diciendo en su momento ‘No’ a la Tasa Turística”, aunque, precisó, “deberíamos haber dicho no a un nuevo impuesto que es lo que hoy ha iniciado su aprobación”.