Benidorm festeja su tradición agrícola con la Romería de San Isidro

Tras dos años sin poder celebrarse debido a la pandemia, Benidorm vive este fin de semana las fiestas en honor a San Isidro, una de las festividades más arraigada y antigua de la ciudad.

Una fecha en la que la tradición de la huerta se deja sentir en algunos de los enclaves del Benidorm más turístico con la tradicional romería, en la que una decena de carros han acompañado al patrón de los agricultores en su recorrido por el Paseo de Levante, avenidas Ametlla del Mar y Severo Ochoa y Camí Vell de l’Albir hasta alcanzar la Ermita de Sanç.

En la romería, organizada por la Comissió de San Isidro, han participado, entre otros, el alcalde, Toni Pérez; miembros de la corporación municipal; las reinas de las Festes Majors Patronals, Aila Merenciano y Chloe D’Hebboudt, con sus cortes de honor; el presidente de la Comissió, José Vicente Fuster; el presidente de l’Associació de Penyes, Adrián Romero; así como los integrantes de la Comissio de San Isidro y otros colectivos festeros vinculados a la Huerta.

Una vez en la ermita, se ha celebrado la tradicional subasta de botijos y la rifa del burro.