Las últimas lluvias recuperan las reservas de hídricas de la Marina Baixa

La subida del precio de la energía dispara la factura del Consorcio en 1,5 millones de euros más de lo previsto

Las reservas hídricas de la Marina Baixa se han recuperado tras los últimos episodios de lluvias, y en base a los parámetros del Plan de Sequía la comarca ha alcanzado el “estado de normalidad”. Así se desprende del informe sobre la situación hídrica en el Sistema Marina Baixa incluido en el orden del día de la sesión extraordinaria de la Junta General del Consorcio de Aguas de la Marina Baja celebrada ayer tarde en la Diputación Provincial de Alicante. Una Junta que ha presidido el presidente de la institución provincial, Carlos Mazón, y a la que han asistido el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, y la edil de Hacienda, Aida García Mayor.

Según señala el informe, en los dos episodios de lluvias registrados en marzo –el primero del 4 al 9, y el segundo entre los días 17 y 28- la pluviometría en la Marina Baixa ha oscilado entre los 136 litros por metro cuadrados caídos en el Amadorio y los 759,6 de Tárbena. 

Destacan, a su vez, los valores registrados en el Algar, con 718,7 litros por metro cuadrados entre ambos episodios, siendo especialmente importante el segundo, en el que se alcanzaron los 629,1 litros por metro cuadrado. Así, en lo que va de año este punto acumula una pluviometría total de 730,50 litros por metro cuadrado, un 132,82% respecto a un año normal -550 litros por metro cuadrado-. 

En cuanto a las reservas de los pantanos, el pantano de Guadalest alcanzó el máximo de su capacidad durante el fin de semana, lo que provocó la apertura de las compuertas, desembalsándose en desde el pasado lunes 5 metros cúbicos por segundo. Asimismo, se encuentra el 70,37% de su capacidad y “se prevé que en unos días pueda alcanzar el máximo de almacenamiento”.

Por último, los acuíferos de la comarca se encuentran recuperados “prácticamente al 100%”. 

El alcalde de Benidorm ha recordado que “antes de estos episodios inesperados e intensos de lluvia, la comarca se encontraba en una situación de prealerta por sequía”, por lo que “la recuperación de las reservas es una noticia formidable, ya que permite afrontar con garantías el año a una comarca siempre atenta a sus recursos hídricos y que precisa sin demora de inversiones por parte de las administraciones superiores para ser aún más eficiente en la gestión”.

 Toni Pérez ha incidido en que “estas lluvias van a dar un respiro económico a los municipios del Consorcio, en un momento en el que la escalada del precio de la energía está obligando al organismo, y por tanto a los Ayuntamientos que formamos parte del mismo, a asumir unos sobrecostes millonarios”. De hecho, “sólo en 2021 la subida del precio de la luz ha supuesto un desembolso en la factura de 1,5 millones de euros más de lo previsto, lo que sin duda supone un importante contratiempo y ha obligado al Consorcio a realizar una modificación presupuestaria para atender ese sobrecoste en energía eléctrica que, a no ser que se tomen medidas eficaces desde el Gobierno Central, amaga con repetirse en este 2022”.

El informe del director técnico del Consorcio también alude a otras consecuencias, en este caso negativas, de las fuertes lluvias, como son los “arrastres” a los pantanos, que se han saldado con “problemas de turbidez” en algunas localidades de la comarca, librándose de esta situación “los municipios que disponen de plantas de filtrado”. 

Entre los municipios que “no han tenido ningún problema con la turbidez en la calidad del abastecimiento se encuentra Benidorm”, tal y como ha destacado el alcalde, quien ha incidido en que “la planta potabilizadora de Benidorm trabaja con una eficiencia hidráulica superior al 99 por ciento”. Toni Pérez ha asegurado que “la mejora continua y las inversiones constantes por parte del Ayuntamiento y de la empresa concesionaria del agua, además de marcar la tónica de la gestión han hecho posible que desde hace mucho los episodios de lluvias y los consiguientes arrastres de tierra no afecten a las condiciones sanitarias y a la calidad del agua de Benidorm”. 

“Por eso –ha incidido- seguiremos apostando por la modernización y por mejorar el rendimiento de nuestras infraestructuras hídricas, claves en cualquier localidad pero más aún en un destino turístico puntero y líder como el nuestro”.  

Al margen de los problemas de turbidez en algunas localidades, el informe del Consorcio apunta que las intensas lluvias y “los grandes volúmenes de agua que está discurriendo por los ríos y barrancos” de la Marina Baixa hacen “prever que se han producido ciertos daños”. Por la experiencia de episodios anteriores, se podrían haber dañado elementos como escolleras, pasos de río, gaviones o plataforma de mantenimiento de tuberías; daños que se verificarán lo antes posible.

En la misma sesión del Consorcio de Aguas, entre otros asuntos, se ha dado viabilidad a la renovación de los convenios con las diferentes Comunidades de Regantes de la comarca; se ha aprobado una modificación presupuestaria para atender diferentes gastos –entre ellos la subida de la factura eléctrica-; y se ha dado cuenta de la liquidación del presupuesto de 2021.