Benidorm renovará los equipos de las estaciones de bombeo de Severo Ochoa y Sierra Helada y un tramo de impulsión dañado de 342 metros

Desde su construcción en 1998 se han producido 21 roturas, pero la CHJ considera que “han sido pocas” y no colaborará en la renovación de la conducción

González de Zárate califica la actuación de “fundamental” para evitar vertidos a la playa de Levante en caso de rotura 

La Junta de Gobierno Local (JGL) del Ayuntamiento de Benidorm ha aprobado la propuesta del concejal del Ciclo del Agua, José Ramón González de Zárate, para renovar los equipos electromecánicos en las estaciones de bombeo de Severo Ochoa y Sierra Helada, así como un tramo dañado de 342 metros de longitud de la conducción de impulsión que discurre por el Camino de los Torreros, Severo Ochoa y la calle Nápoles.

Con respecto a este tramo, el Ayuntamiento ha optado por su renovación a causa de “los innumerables episodios de rotura acontecidos”, un tramo que es, con diferencia, el más solicitado a presión por su proximidad a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) y por contener muchos codos en su trazado.

“Desde que el Ministerio construyó la tubería en 1998 se han producido hasta 21 reparaciones por roturas” ha señalado el edil José Ramón González de Zárate, que recordaba que desde el mismo momento en que se ejecutaba la obra “ya se dijo que los materiales utilizados iban a reventar por la fuerza del agua, como está pasando”.

Sin embargo esa circunstancia no ha sido suficiente para que la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) y el Ministerio acometan la renovación de dichas instalaciones. “Se lo pedimos y nos contestaron que han sido pocas roturas y que no iban a colaborar, que es una cuestión municipal” ha lamentado el concejal.
González de Zárate ha calificado de “fundamental” acometer la renovación de la conducción “porque en caso de romperse debemos tener una segunda tubería para no tener problemas de vertidos en la playa de Levante”.

En ese sentido, el edil ha recordado que el paso año ya se produjo una rotura en la zona de la curva de Severo Ochoa con la calle Nápoles que se resolvió en 48 horas “pero lo que hicimos fue tapar y arreglar la superficie para que pasaran los coches y peatones”. “Necesitamos una actuación más potente que solucione los problemas” ha zanjado.

Es por ello que se ha aprobado el proyecto para el cambio de la citada conducción, que se ejecutará “lo antes posible”. De hecho, ha precisado el concejal, “ya estamos pidiendo los materiales de suministro, que son muy especializados y vienen del extranjero”. El objetivo es ejecutar los trabajos “cuanto antes” de cara a haber finalizado en verano “y en caso de una rotura en la conducción principal, poder tener la segunda tubería ya preparada”.

El desarrollo de estas tareas conllevará algunas modificaciones en el tráfico rodado de Severo Ochoa “de las que informaremos en breve”. En cualquier caso, ha avanzado González de Zárate “la intención es cortar solo un carril de circulación y dejar un paso alternativo a todos los vecinos de esta calle y del Rincón de Loix”.

Por otro lado, el Ayuntamiento también procederá a la renovación de los equipos de bombeo de la Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) de la Plaza de la Hispanidad, Sierra Helada y Severo Ochoa con nuevas bombas, colectores de aspiración e impulsión y otros elementos. Estas tres estaciones componen la segunda línea de elevación de aguas residuales a la EDAR “y sus bombeos han presentado una serie de problemas que han provocado algunas interrupciones en el normal funcionamiento, lo que ha ocasionado un coste excesivo de explotación y mantenimiento”. 

El plazo de ejecución de todas estas actuaciones se ha fijado en un máximo de seis meses.