La actividad turística de la Comunitat Valenciana resiste a la primera semana de la invasión rusa

Se confirma que las reservas a corto plazo no se han visto afectadas, aunque sí se ha ralentizado el proceso de reservas para verano. 

Los datos de actividad hotelera muestran la resiliencia del sector ante el complejo panorama internacional. Los niveles de ocupación se han mantenido respecto de las semanas anteriores, y las pequeñas desviaciones han sido más debidas al mal tiempo y al pronóstico desfavorable con lluvia que al conflicto bélico. 
Conforme avanzan las semanas y se va instalando la normalidad en el aspecto sanitario, se va incrementando el número de hoteles abiertos y por lo tanto sigue aumentando el número de turistas que nos visitan. 

Aunque todavía estamos lejos de lo que serían cifras de normalidad, el sector trabaja con el horizonte puesto en una razonable recuperación de cara a la Semana Santa, esperando que el conflicto bélico afecte lo menos posible al proceso de reservas. Las próximas semanas serán decisivas para ver la evolución de los mercados, sobre todo el internacional, que ya supone entre el 40 y el 50% de la cuota de mercado de la Comunidad Valenciana. 

Como ya adelantábamos al inicio del conflicto, parece que la mayor afectación se está produciendo en los proceso de reservas a largo plazo, para el verano, que ha sufrido una ralentización importante. Había cogido buen ritmo después del levantamiento de restricciones derivadas del Covid, pero el conflicto bélico ha frenado esta tendencia. Pero lo importante es que no se están registrando cancelaciones, ni en el corto ni en el medio plazo. 

Además, la Comunidad Valenciana hace valer en el entorno europeo unos criterios de seguridad que serán muy valorados por el turista internacional: los destinos españoles son los más alejados geográficamente del conflicto bélico de toda Europa por lo que se minimiza el riesgo frente a otros destinos competidores como puede ser Turquía. 

BENIDORM

La semana comprendida entre el 28 de febrero y el 06 de marzo deja en el destino de Benidorm una media de ocupación hotelera del 65,8%, lo que supone un ligero descenso de menos de 1 punto porcentual respecto a los datos de la semana anterior (consulte la evolución semanal de la ocupación hotelera en el gráfico de barras del informe).

Durante este periodo el turismo nacional ha supuesto un 48,8% del total. El mercado internacional comienza a imponerse con el turista británico a la cabeza (38,2%) con una cuota todavía menor, pero acercándose a los datos pre pandemia. A una larga distancia, en segunda y tercera posición, encontramos el mercado belga y neerlandés con un 4,8% y un 4,4% respectivamente. El resto de mercados presentan cuotas más bajas por debajo del 1%.

El fin de semana al igual que los anteriores del mes de febrero, toma un impulso llegando hasta el 73,3% de ocupación, aunque no se consigue superar el dato recogido durante el pasado fin de semana.

En cuanto a la previsión para la última semana del mes, se espera un 66%. Registro que seguramente sea superado si continua la misma tónica que las semanas anteriores.

Durante esta semana se han computado 10 nuevas aperturas aumentando a un 71 de hoteles asociados a HOSBEC abiertos en Benidorm, lo que supone una representatividad del 62,8%. Una tendencia que seguirá en aumento de cara a las próximas semanas.