Una comisión de expertos estudia las alternativas a la nueva propuesta del Ministerio para la circunvalación de Altea

El Alcalde de Altea, Jaume Llinares, convocó hace unas semanas a los portavoces de todos los grupos políticos municipales para informarles de las noticias que iban llegando sobre la intención del Ministerio de abordar la reorganización del tráfico en los municipios afectados por la AP7 mediante un nuevo proyecto de circunvalación.

El alcalde expresó entonces su intención de contar con la participación de todos los grupos para abordar este asunto. Para ello propuso la creación de una comisión de expertos compuesta por la técnica municipal del área de urbanismo y un experto designado por cada uno de los grupos políticos. Para facilitar la prevalencia de los criterios técnicos en el grupo de trabajo, no habría ninguna representación de cargos públicos.

Esta comisión, que tuvo su primera reunión el pasado jueves día 24, se ocupará del análisis de toda la información que se reciba del Ministerio sobre su nuevo proyecto, valorará todas las alternativas que se pongan sobre la mesa para finalmente presentar sus propuestas y unas conclusiones que el Ayuntamiento considerará a la hora de fundamentar su posición.

El tráfico de la nacional 332 a su paso por Altea es uno de los problemas que, según todas las encuestas, preocupa mayoritariamente a los ciudadanos de este municipio. “Tiene consecuencias negativas directas sobre nuestra calidad de vida y es un inconveniente que nos aleja de todas las pautas que sobre desarrollo urbano se recomiendan desde la Unión Europea y desde el sentido común. Obviamente, dejar las cosas como están y aplazar de nuevo la resolución del problema de manera indefinida no sería una opción satisfactoria para la mayoría de la sociedad alteana”, ha comentado el primer edil, Jaume Llinares.

Por ello, según Llinares, “sería deseable cierto grado de lealtad y de prudencia entre los que ostentan la representación de la ciudadanía. Estar en la oposición no exime de esa responsabilidad; la mayor o menor cercanía de una cita electoral, tampoco. Las especulaciones, la información distorsionada y el ruido improductivo no ayudan precisamente en una eventual negociación. Nos hacen más débiles frente a quienes se sientan al otro lado de la mesa. Ahora dejemos que los expertos hagan su trabajo sin más consideraciones que sus propios conocimientos”, ha concluido el alcalde de Altea.