La Confederación Hidrográfica Del Júcar da luz verde a la obra del Albergue Juvenil del parque de la Sèquia Mare

Se trata de una de las obras más emblemáticas de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado de Benidorm (EDUSI), cofinanciada por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)

LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL JÚCAR DA LUZ VERDE A LA OBRA DEL ALBERGUE JUVENIL DEL PARQUE DE LA SEQUIA MARE

El Ayuntamiento de Benidorm podrá poner en marcha de manera inmediata el proceso para la construcción de una de las principales obras del EDUSI de BENIDORM, el Albergue Juvenil del Parque de la Sequia Mare, una construcción emblemática para la ciudad, y de enormes alternativas de uso para la ciudadanía y la población turista de Benidorm.

La operación que consta descrita en el EDUSI de Benidorm, “contemplará la Adecuación del Parque Sequia Mare con un centro de interpretación de las costumbres de la comarca, poniendo el foco en las montañas que rodean Benidorm, para fomento de la convivencia multicultural y campamento, y puesta en valor de la Sequia Mare como activo etnográfico-cultural y turístico”. 

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, ha indicado que “se trata de una intervención de gran impacto en la ciudad, incluida en los Objetivos OT6 del EDUSI, para fomentar la rehabilitación y puesta en valor de los activos públicos, abriéndolos al turismo y al uso ciudadano”.

Las obras, una vez cumplimentados los procesos de licitación y adjudicación de las mismas tendrán una duración de 10 meses, y un coste de 2.177.500,00 euros, de los que la Unión Europea aporta 720.000 euros a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

El icónico diseño del Albergue Juvenil se integra perfectamente en el entorno en el que se sitúa, el Parque de la Sequia Mare, haciendo que los senderos existentes en el parque continúen por el propio edificio. En este futuro albergue, los usos públicos (comedor, ludoteca, cafetería, etc.) se relacionan directamente con la zona de acampada, y la zona destinada a alojamiento se eleva en una segunda planta adaptada al entorno para mantener la privacidad de las personas que en él se alojan.

En opinión del alcalde el Albergue Juvenil es “una de las infraestructuras más importantes de la EDUSI y está vinculada sobre todo a los jóvenes”. La instalación está “en plena sintonía” con el concepto del parque que, recordó Pérez, “nació con un gran componente deportivo y cultural ligado a la Séquia Mare, una infraestructura clave en la repoblación de Benidorm a partir de 1666”.

Con respecto al proyecto, el alcalde de Benidorm ha destacado que poco a poco “vamos dotando de nuevas inversiones a un parque del que ya disfrutan cada día muchas personas y generamos espacios para el ocio de los jóvenes de Benidorm y de otros puntos de nuestra geografía”. De igual modo, ha añadido, la creación del Centro de Interpretación “amplía la oferta cultural de la ciudad”. 

Toni Pérez también ha subrayado que el proyecto es “admirable” desde el punto de vista sostenible “y está perfectamente integrado en el propio parque” y ha remarcado que “cumple con la Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad” y que se convertirá en “una alternativa más para la estancia en Benidorm”.


SOBRE LA EDUSI DE BENIDORM:

El Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020, y del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible (POCS) impulsan la estrategia DUSI, de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado, de la cual Benidorm, tal como establece la Resolución de 4 de mayo de 2018 publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la Orden de la Tercera Convocatoria HFP/888/2017, ha conseguido optar y conseguir una financiación de la ayuda FEDER de 10 Millones de Euros, a través de su estrategia EDUSI BENIDORM.

La EDUSI BENIDORM está compuesta por una serie de objetivos temáticos, específicos, estratégicos y operativos, englobados a través de 13 Líneas de Actuación, cuyo impacto social, medioambiental, económico y urbano sobre la ciudad pretende transformar un área urbana delimitada de la ciudad en la que intervenir y regenerar integralmente, en aras además de producir un impacto y mejora global en la ciudad.  

Benidorm acusa a la CHJ de “deficiencias” en la toma de muestras y la sanción por un vertido no autorizado al Amadorio y alega “indefensión” en el expediente

El Ayuntamiento argumenta que el cálculo de la multa no está motivado, que no se citó a ningún representante municipal y que tampoco se hizo un análisis contradictorio

Benidorm acusa a la CHJ de “deficiencias” en la toma de muestras y la sanción por un vertido no autorizado al Amadorio y alega “indefensión” en el expediente

La Confederación abrió el expediente al ser el consistorio titular de una parte del vertido, no por autorizarlo  

El Ayuntamiento de Benidorm ha presentado ante la Confederación Hidrográfica del Júcar un recurso de reposición contra la sanción de 6.639,70 euros impuesta el pasado 13 de diciembre por este organismo como consecuencia de un vertido puntual sin autorización que tuvo lugar el 27 de agosto de 2020 al río Amadorio desde la EDAR de La Vila Joiosa procedente del saneamiento de varias poblaciones.

En el recurso presentado, el Ayuntamiento alega en primer término una “motivación insuficiente” en la cuantificación del daño producido puesto que para el cálculo del importe de la sanción “no se informa de los conceptos y parámetros utilizados”.

Así, según indica el concejal de Ciclo del Agua, José Ramón González de Zárate, “ni la nota relativa a la propuesta de apertura del expediente sancionador ni el acuerdo de incoación del expediente ni la resolución aportan una motivación detallada sobre el cálculo realizado, algunos de cuyos conceptos pueden ser objeto de contraste y contradicción”.

El concejal considera que ello resulta una “justificación genérica y claramente insuficiente para poder ejercer el derecho a la defensa y contradicción” y que “se incumple el deber de particularizar la cuantificación de los daños ocasionados” por lo que “se genera una evidente indefensión a este Ayuntamiento al imposibilitar el oportuno contraste”.

Atendiendo a la jurisprudencia existente, el recurso municipal entiende que “la falta o defecto de motivación del acto administrativo constituirá como requisito formal un vicio invalidante del acto”. González de Zárate afirma en ese sentido que la resolución recurrida “es contraria a derecho porque ni los daños se motivan ni, en consecuencia, tampoco la sanción cuya cuantía se deriva de los daños ocasionados”.

Por otra parte, el recurso del Ayuntamiento también alude a las deficiencias en la toma de muestras al no haberse citado a un representante municipal ni haber puesto a disposición de la corporación una muestra para realizar un análisis contradictorio..

El recurso expone que debiera haberse entregado una copia del acta a un representante del Ayuntamiento de Benidorm, algo que “no consta” y que por tanto “constituye un vicio formal del procedimiento”, según señalaba el concejal de Ciclo del Agua.

Además, la toma de muestras debe realizarse en presencia de un representante del titular del vertido y si no fuera así “debería hacerse constar en el acta”. González de Zárate ha precisado también que “el día, hora y lugar de la toma de muestras debía haberse notificado al Ayuntamiento en cuanto es titular de una parte del vertido, cosa que no se hizo”, por lo que “existe una clara infracción de lo establecido, ya que no se dio oportunidad a ningún representante de este Ayuntamiento a estar presente en la actuación”.

El recurso municipal concluye señalando que “queda claramente acreditado que no se citó a ningún representante del Ayuntamiento y que, por tanto, no pudo acudir al acto de toma de muestras ni manifestar en dicho acto lo que a su derecho conviniera”. Por si fuera poco, continua, “tampoco pudo obtener este Ayuntamiento una muestra para realizar análisis contradictorio”, lo que “afecta claramente al derecho de defensa y contradicción” y provoca “una situación de indefensión material”.

Por lo tanto, según González de Zárate, la toma de muestras realizada “no puede servir como prueba de cargo para desvirtuar la presunción de inocencia del Ayuntamiento y constituye un vicio formal invalidante y determinante de anulabilidad del eventual acto”.