La ocupación hotelera inicia 2022 con ocupaciones y aperturas en mínimos

Aunque la primera semana del año todavía arrastra efectos de las vacaciones de Navidad, el sector afronta las semanas más difíciles de este invierno.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 870fe453-5bab-04f7-dd33-7c2f456ebb95.png

El ‘tsunami omicrón’ ha cumplido todos los pronósticos y ha dejado la actividad turística en mínimos desde la finalización del estado de alarma. «Es el segundo peor invierno de la historia del turismo después del del año 2021, cuando todo estuvo cerrado por la pandemia» ha recordado el presidente de Hosbec. 

Durante la primera semana del año todavía se notan los efectos de las vacaciones de Navidad con ocupaciones que han rozado el 44% en Benidorm o el 50% en Castellón, pero una vez que se ha retomado el curso escolar y laboral, las previsiones vuelven a ser complicadas. 

De nuevo, empresas hoteleras vuelven a programar cierres de establecimientos ante las malas perspectivas de los mercados, tanto nacionales como internacionales. Aun así, Toni Mayor ha destacado cómo «Benidorm mantiene en estos momentos unos 50 hoteles abiertos, que suponen unas 18.000 camas, cantidad nada despreciable. Es muy superior a muchos otros destinos españoles».

En la parte positiva encontramos que «hay un colchón importante de turistas que desafían al coronavirus y que no desvían sus planes de viajar. De ellos, además, muchos son extranjeros». Es llamativa la presencia de un 34% de británicos en Benidorm cuando todavía no se habían levantado las restricciones. En el resto de destinos también el mercado internacional está siendo esencial para sostener el turismo existente: el 55% de los clientes hoteleros son internacionales tanto en la Costa Blanca como en Benidorm. En Castellón predomina el mercado nacional con el 65% del total. 

El sector se prepara para afrontar las semanas más difíciles desde la finalización del estado de alarma a la espera de la mejora de los datos sanitarios y de contagios que permitan recuperar pulso turístico. El presidente de los empresarios turísticos  visualiza una primera previsión de recuperación: » confiamos en que la normalidad pueda llegar a finales del mes de febrero, con expectativas de encarar la primavera y verano sin restricciones y con una situación epidemiológica normalizada». 

BENIDORM

Benidorm ha visto reducida su tasa de ocupación media respecto a la semana anterior en cerca de 10 puntos porcentuales. De esta manera, la ocupación media del destino se sitúa en un 43,7% para los días comprendidos entre el 03 y el 09 de enero (consulte la evolución semanal de la ocupación hotelera en el gráfico de barras del informe).

El turista nacional ha supuesto esta semana un 44,3% del total, dejando un 55,7% de importancia para el mercado internacional. Este dato muestra como Benidorm vuelve a ser el destino con una mayor incidencia del turista internacional. El turista británico mantiene su posición como principal mercado emisor internacional y se consolida con un 34,2% de la cuota total de ocupación esta semana. A una larga distancia, en segunda y tercera posición, encontramos el mercado belga y neerlandés con un 8,1% y un 8% respectivamente. En último lugar nos encontramos con el mercado alemán, que esta semana ha supuesto un 1,4% del total de turistas alojados. El resto de mercados internacionales no alcanzan el 1% de representatividad durante el periodo estudiado.

Las estancias de corta duración realizadas durante el fin de semana han elevado la ocupación media hasta el 45,1% lo que supone un notable aumento respecto a la media general de la semana.

En cuanto a la previsión entre el 10 y el 16 de enero, se espera acabar llegando a un 32,5%. Un dato previsto que, de producirse, confirmaría las expectativas pesimistas del sector tras las fiestas navideñas.

Actualmente hay un total de 48 hoteles asociados a HOSBEC abiertos en Benidorm, lo que supone una representatividad del 42,5%.