La ocupación hotelera para la Nochevieja se estima entre el 40 y el 50% en los diferentes destinos de la Comunitat Valenciana

Siguen las cancelaciones aunque a menor ritmo que las pasadas semanas. Se espera que la ocupación quede estabilizada en estos datos para los próximos periodos festivos. El sector lamenta esta 6ª ola Ómicron. Con la buena previsión meteorológica se hubieran rozado datos de normalidad si no hubiera explotado esta nueva avriante. La previsión en noviembre era del 80% con una gran parte de la planta hotelera abierta.

A pesar de la mejoría respecto a la semana anterior, los datos de ocupación registrados siguen muy por debajo de lo que cabría esperar durante un año de normalidad. Los hoteleros temen que no se pueda mantener esta tendencia positiva una vez finalizado el periodo de fiestas.

Durante varias semanas se ha estado experimentando un aluvión de cancelaciones motivadas por la propagación de la variante Ómicron y la alarma de los medios generalistas ante una nueva ola de contagios en Europa. En la actualidad, a pesar de que se han frenado las cancelaciones masivas, no se está recuperando el ritmo normal de reservas y se deduce que sólo un 50% de los turistas está manteniendo sus planes de viaje.

Desde HOSBEC lamentamos cómo se ha gestionado esta crisis y, en concreto, esta 6ª ola y su impacto en los viajeros a pesar de contar con casi toda la población ya vacunada y con tasas de hospitalización muy bajas. Las condiciones climatológicas en la Comunidad han sido inmejorables durante estos días y, en condiciones normales, esto habría animado las reservas hoteleras para las últimas semanas del año. Sin embargo, los cambios de criterio en cuanto al pasaporte COVID y al uso de mascarillas en exteriores no han ayudado a recuperar la confianza de una ciudadanía que no quiere arriesgarse a perder su reserva por nuevas restricciones.

Por el momento seguimos en detalle la evolución de la curva de incidencia de otros países europeos que detectaron la variante Ómicron en su población antes que España. De este modo tendremos datos para poder estimar cuánto tardará en estabilizarse la tasa de contagios en nuestro país.

BENIDORMBenidorm ha visto incrementada su tasa de ocupación media respecto a la semana anterior en cerca de 13 puntos porcentuales. De esta manera, la ocupación media del destino se sitúa en un 38,4% para los días comprendidos entre el 20 y el 26 de diciembre (consulte la evolución semanal de la ocupación hotelera en el gráfico de barras del informe).

El turista nacional ha supuesto esta semana un 40,4% del total, dejando un 59,6% de importancia para el mercado internacional. Este dato muestra como Benidorm vuelve a ser el destino con una mayor incidencia del turista internacional. El turista británico mantiene su posición como principal mercado emisor internacional y se consolida con un 44,1% de la cuota total de ocupación esta semana. A una larga distancia, en segunda y tercera posición, encontramos el mercado belga y neerlandés con un 5,7% y un 5,1% respectivamente. El resto de mercados internacionales no alcanzan el 1% de representatividad durante el periodo estudiado.

Las estancias de corta duración realizadas durante el fin de semana han elevado la ocupación media hasta el 47,1% lo que supone un notable aumento respecto a la media general de la semana.

En cuanto a la previsión entre el 27 de diciembre y el 02 de enero, se espera acabar llegando a un 51%. Un dato previsto que, de producirse, confirmaría las expectativas optimistas de la planta hotelera para la campaña de Navidad y Nochevieja.

Actualmente hay un total de 60 hoteles asociados a HOSBEC abiertos en Benidorm, lo que supone una representatividad del 53,1%.