La 6ª ola detiene el turismo y la ocupación hotelera en los diferentes destinos de la Comunitat Valenciana

Y la previsión indica que la próxima semana, la ocupación todavía caerá más.

La 6ª ola del coronavirus está impactando con fuerza en el turismo, mucho más que la anterior oleada de contagios a pesar de que los niveles de gravedad y hospitalización son mucho menores en esta ocasión y la población vacunada está en máximos. Los datos así lo reflejan y los destinos turísticos de la Comunitat Valenciana no levantan cabeza: todos han estado con una ocupación media alrededor del 40% aunque varía el indicativo de establecimientos abiertos. Mientras que en Benidorm y Castellón ya ha cerrado el 50% de la planta, Valencia aguanta con un 90% de hoteles abiertos y la Costa Blanca está en un 70% de media.

Pero lo peor está todavía por llegar: las previsiones para esta semana en la que nos encontramos son devastadoras. Las previsiones de ocupación están entre un 25% y un 29% en todas las áreas de las que disponemos de estadística.

Estos datos no se veían desde el levantamiento del cierre perimetral de la Comunidad Valenciana que se mantuvo hasta el fin del estado de alarma el pasado 9 de mayo. Hasta ese momento, la llegada de turistas estuvo muy mermada pero en cuanto se reactivó la movilidad, los datos de ocupación hotelera nunca fueron tan malos. Ni siquiera en la 5ª ola cuando los contagios superaban con creces los datos actuales y los niveles de vacunación solo alcanzaban al 50% de la población.

El sector encara lo que serán las semanas más difíciles hasta que se pueda ver una reactivación de la demanda que no se espera hasta febrero por lo menos.

Según ha declarado Toni Mayor, presidente de Hosbec «somos los primeros en caer en el frente de esta batalla, pero se escapan pocos: la aviación, la hostelería y el efecto dominó ya se está produciendo. Toda la economía se va a ver afectada. Somos el sector que inexplicablemente menos ayuda ha tenido y que algunos dirigentes creen que con dos meses de facturación razonable ya hemos recuperado la normalidad. Con estos datos, los hoteleros que estamos abiertos somos héroes».

BENIDORM

Benidorm ha visto reducida su tasa de ocupación media respecto a la semana anterior en cerca de 10 puntos porcentuales. De esta manera, la ocupación media del destino se sitúa en un 40,7% para los días comprendidos entre el 06 y el 12 de diciembre (consulte la evolución semanal de la ocupación hotelera en el gráfico de barras del informe).

El turista nacional ha repuntado su incidencia y esta semana supone un 55,6% del total, dejando un 44,4% de importancia para el mercado internacional. Este dato convierte a Benidorm en el destino estudiado con una mayor incidencia del mercado internacional de nuevo. El turista británico mantiene su posición como principal mercado emisor internacional y llega a alcanzar un 32,2% de la cuota total de ocupación esta semana. A una larga distancia, en segunda y tercera posición, encontramos el mercado belga y neerlandés con un 4,9% y un 2,7% respectivamente. El resto de mercados internacionales no alcanzan el 1% de representatividad durante el periodo estudiado.

Las estancias de corta duración realizadas durante el fin de semana han supuesto una ocupación media del 36,4% lo que supone un ligero descenso respecto a la media general de la semana en la que todavía se arrastraban reservas del Puente de Diciembre.

En cuanto a la previsión entre el 13 y el 19 de diciembre, se espera acabar llegando a un 25,3%. Un dato previsto que, de producirse, mantendría la tendencia a la baja que se arrastra desde segunda quincena de agosto y que sólo se ha visto alterada en fechas puntuales.

Actualmente hay un total de 57 hoteles asociados a HOSBEC abiertos en Benidorm, lo que supone una representatividad del50,4%.