La Primitiva de Llíria se impone en la 47 edición del Certamen Internacional de Bandas de Música Vila d’Altea

La Primitiva de Llíria se impone en la 47 edición del Certamen Internacional de Bandas de Música Vila d’Altea

L’Ateneu Musical i d’Ensenyament Banda Primitiva de LLíria ha sido la gran vencedora de la 47ª edición del Certamen Internacional de Música Vila d’Altea.  Los 290 puntos obtenidos, la máxima puntuación del certamen, le han permitido hacerse con la Mención de Honor, el Trofeo Sociedad Filharmònica Alteanense y el premio Vila d’Altea dotado con 6.000 euros.

Además, la Primitiva ha sido distinguida con el Corbatín de Oro, tras haber conseguido un primer premio en tres ocasiones: 2021, 2017 i 2003.  También se llevó a casa el premio honorífico al mejor solista que recayó en Juan Manuel Gómez González

Por su parte, la Unión Musical de Almoradí, con 284 puntos ha conseguido la segunda posición del certamen. La formación de la Vega Baja ha sido la más aclamada por el público asistente y ha conseguido un primer premio y dos menciones especiales al mejor pasodoble y mejor director a Juan Miquel Romero Llopis.

El tercer lugar ha sido para la Unión Musical de Caravaca de la Cruz con un total de 233,5 puntos por su actuación.

Las tres bandas que han participado a concurso han interpretado un repertorio compuesto por tres obras: un pasodoble de presentación, la obra obligada y una obra de libre elección.

Esta edición ha estado dedicada a la sostenibilidad del medio ambiente y a los parques naturales, asuntos en los que se ha inspirado la obra obligada de esta edición: Stones and Sea, sinfonía nº1 del compositor de Ontinyet Saül Gómez.

El jurado ha estado presidido por Jan Cober, director titular de la Banda Sinfónica Municipal de Madrid y los vocales; Isabel Rubio, directora de orquesta murciana, y directora asociada de la Orquestra Vigo 430 y la Joven Orquesta Sinfónica de Granada y; David Rivas, licenciado en Historia del Arte y en Historia y Ciencias de la Música por la Universidad de Salamanca.

El evento contó además con la actuación fuera de concurso de la banda anfitriona, la Sociedad Filharmònica Altenense .

Más de 500 músicos se han encargado en esta edición de exponer sus mejores dotes interpretativas sobre el escenario para hacerse un lugar en el que es considerado por voces expertas, como uno de los mejores certámenes de música del panorama nacional.

Con esta edición número 47, el Certamen Internacional de Música Vila d’Altea vuelve después de un año de parada por la pandemia y se convierte en el primer gran evento de estas características que retoma su actividad con pasaporte Covid.

La cita agotó la entradas disponibles y ha conseguido reunir en Palau Altea a más de 2000 personas.