El Ayuntamiento de Altea expone el proyecto “Altea zero emissions”

El Ayuntamiento expone el proyecto “Altea zero emissions”

El 16 de diciembre se presentarán las Comunidades Locales Energéticas con la presencia de la Consellera Mireia Mollà.

 En el día de hoy los ediles de Medio Ambiente, Jose Orozco, e Infraestructuras, Diego Zaragozí, han presentado el proyecto estratégico “Altea Zero Emissions”, cuyo objetivo sigue siendo la reducción de CO2 y la lucha contra el cambio climático.

“Altea Zero Emissions” es un proyecto transversal que afecta a varias concejalías y a diferentes gobiernos y que no parte de cero. Se han venido  realizado, se están realizando y se seguirán haciendo acciones para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible que marca la Agenda 2030; como así ha explicado Diego Zaragozí.

Desde el departamento de Medio Ambiente se ha elaborado un video promocional del proyecto  en el que se presentan las distintas actuaciones emprendidas y las que se van a abordar, con el fin de informar a la población de las mismas y concienciarla de que entre todos podemos conseguir los objetivos marcados en la lucha contra el cambio climático. Ver en: https://youtu.be/uqISp___pTI

Cuatro son los pilares fundamentales en los que el Consistorio está trabajando para reducir las emisiones: la energía; la movilidad y el diseño urbano; los espacios naturales y la gestión de los residuos.

En la energía se han llevado a cabo inversiones para la mejora de la eficiencia energética en el alumbrado público y en las instalaciones municipales; se ha contratado energía verde o renovable; se ha optimizado la potencia contratada con auditorias de todos las instalaciones municipales; adhesión a la central de compras de Energía de la Diputación; instalación de farolas solares; primera instalación de autoconsumo de 30 Kw  en el edificio de la policía y la FPA, entre otras muchas medidas adoptadas por el Ayuntamiento. Así lo ha pormenorizado el responsable municipal de Infraestructuras.

En movilidad y diseño urbano “son importantes las políticas que busquen una movilidad más sostenible, en la que bicicletas, patinetes y transporte público contribuyan a favorecer una democratización de movilidad, así como las de ordenación del territorio y de los espacios urbanos; que se tenga en cuenta los usos peatonales, como en el proyecto del Frente Litoral que se está ejecutando o los planificados de Comunitat Valenciana y Pont de Moncau ”, ha comentado Orozco.

En palabras de Orozco, “los espacios naturales son los mayores captores de CO2, en especial la pradera de posidonia y por ello se aumentará el número de fondeos ecológicos; se mejorará la gestión de los arribazones en las playas; tenemos un plan de mantenimiento del río para atacar a las plantas exóticas y en la sierras se trabaja en distintos planes para la prevención de incendios y conservación de la naturaleza”.

En cuanto a la gestión de los residuos, Diego Zaragozí ha pormenorizado las cifras de reciclado de los últimos años en Altea. En este punto el edil ha destacando la importancia que tiene la concienciación ciudadana en este apartado. “Anualmente se recogen alrededor de 12.000 toneladas de residuos en total  en Altea”, ha desvelado el responsable municipal de Infraestructuras, quien ha indicado que el aumento del reciclado ha sido notable, como así ha ocurrido con el cartón por ejemplo, del que ha pasado de recogerse 200 toneladas  en el año 2014 a las 400 recogidas en el 2020; o el vidrio, del que han recogido durante el último año 1.000 toneladas.

En el transcurso de la presentación, Jose Orozco ha señalado que “la verdadera transformación es la estructural, la que implica a las personas y ésta es la más complicada porque atiende a los hábitos diarios y las rutinas establecidas. En este sentido la concejalía de Medio Ambiente ha puesto  a disposición del ciudadano  la Oficina Verde, en la que cualquier alteano o alteana puede informarse de los pasos a seguir para ahorrar energía y por ende ahorrar en su factura de la luz. En palabras de Orozco, según los cálculos realizados, con el asesoramiento de la Oficina Verde se ha conseguido que una familia pueda ahorrar entre 300 y 400€ anuales en la factura de la luz y los pequeños comercios y restauración, una media de entre 800 y 1.000€ al año.

Jose Orozco ha enumerado una batería de medidas de ahorro energético y ha recordado las bonificaciones que el ciudadano ya tiene a su disposición como puede ser la reducción de un 25% del IBI durante 3 años por fotovoltaicas; un 95% de la tasa del ICIO y el 50% de por vida del Impuesto de Circulación por tener el coche eléctrico.

El edil se ha referido a la dificultad que tienen los núcleos urbanos para poder instalar el autoconsumo, motivo por el cual desde el Ayuntamiento se van fomentar las Comunidades Locales Energéticas. Instalaciones que pueden dar energía a casas y negocios en un ámbito de 500 metros a la redonda. Para dar a conocer este tipo de instalaciones, sus ventajas, servicio que prestan y otros pormenores, el próximo 16 de diciembre a las 19:00h en la Casa de Cultura se llevará a cabo una presentación de las Comunidades Locales Energéticas, que contará con las autoridades municipales y estará presidida por la Consellera Mireia Mollà.