El Partido Popular presenta una batería de iniciativas para relanzar la actividad turística nacional y recuperar el liderazgo mundial perdido

Elogio de Benidorm: el gran invento del turismo español firma otro verano  de éxito
Propone una estrategia global en la que, entre otras cosas, exige al Gobierno bajar el IVA turístico al 4% y no subir impuestos que afecten al sector, así como pagar las PCR a los turistas que lo necesiten, extender los ERTE durante 2021 e inyectar 12.500 millones al sector en ayudas directas. Reclama al Gobierno que lidere negociaciones bilaterales con países de la UE y de fuera de la Unión, especialmente el Reino Unido. También propone articular de manera inmediata un programa extraordinario de viajes y experiencias turísticas para la temporada de verano de 2021 y la recuperación urgente de los Programas del Imserso de turismo social

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado una batería de iniciativas parlamentarias, firmadas por su portavoz, Cuca Gamarra, su secretaria general adjunta, Isabel Borrego, y su portavoz de Turismo, Agustín Almodóbar, para relanzar la actividad turística nacional con el objetivo de que España recupere el liderazgo perdido en este sector por la mala gestión del Gobierno.

Por un lado, el Grupo Parlamentario Popular ha registrado una Proposición no de Ley relativa a la ejecución urgente de una estrategia de acción global para la reactivación del sector turístico español y la restitución y renovación de su liderazgo y prestigio mundial para su debate en el Pleno del Congreso.

En primer lugar, el Grupo Popular exige reducir el IVA turístico al 4 % hasta finales del año 2021, como mínimo, y que el Gobierno abandone su idea de subir el IVA y otros impuestos a los servicios prestados por el sector, así como cualquier tributo que pueda gravar el uso del transporte. También defiende la eliminación de tasas que graven pernoctaciones y penalicen la competitividad de destinos y establecer un paquete de reducciones, exenciones y bonificaciones de los impuestos y tasas a los que se encuentren sujetos los negocios afectados por restricciones decretadas por las Administraciones.

Asimismo, el GPP solicita al Gobierno que, en colaboración con las Comunidades Autónomas y las organizaciones sectoriales, elabore una ambiciosa campaña de promoción y apoyo al sector mejorando el valor y el posicionamiento de la Marca Turística España.

También incluye medidas de protección social y de carácter laboral, como la necesidad de prorrogar los ERTE para el sector hasta el 31 de diciembre de 2021, extender la prestación por cese de actividad a los autónomos durante ese periodo y establecer una tarifa plana de 50 euros mensuales para los autónomos que reabran su negocio después de haberse acogido a dicha ayuda.

Del mismo modo, el Grupo Popular propone agilizar el proceso de vacunación, garantizar la subvención por parte del Estado de los costes de las medidas de prevención de la Covid-19 desplegadas por AENA -incluidas las PCR- y financiar un plan renove de ayudas de mejora y modernización de instalaciones y equipamientos y adaptación a las nuevas normativas sanitarias para los establecimientos turísticos.

Además, el GPP apuesta por instar a la Comisión Europea a acelerar de manera urgente la implementación efectiva del certificado de vacunación europeo y solicitar al Gobierno que lidere negociaciones bilaterales con países de la UE y de fuera de la Unión, especialmente el Reino Unido, para establecer corredores seguros, así como reforzar la sanidad exterior.

Para garantizar la viabilidad y recapitalización del tejido productivo turístico, el Grupo Popular reclama al Gobierno que inyecte en el sector 12.500 millones de euros en ayudas directas mediante un mecanismo ágil y sencillo en su tramitación; y que flexibilice las condiciones de las líneas de liquidez ICO. Asimismo solicita que el sector reciba un porcentaje los fondos europeos acorde a su peso en el PIB.

REACTIVACIÓN DE LA DEMANDA

Y con el objetivo de dinamizar la reactivación de la demanda, el GPP propone aplicar una bonificación, como mínimo, del 25% de las tasas aeroportuarias hasta la recuperación del tráfico aéreo a niveles prepandemia y poner en marcha rutas a nuevos destinos.

Para incidir en la reactivación de la demanda, el Grupo Popular plantea al Gobierno, mediante otra Proposición no de Ley para su debate en la correspondiente Comisión del Congreso, articular de manera inmediata un programa extraordinario de viajes y experiencias turísticas como medida de estímulo al relanzamiento de la actividad turística nacional entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de 2021, así como la recuperación urgente de los programas de turismo social del Imserso.

Para ello, insta al Ejecutivo a incluir dentro del gasto subvencionable la prestación de servicios de alojamiento reglado y/o servicios de restauración, gastronómicos y en general, la venta y el consumo de bienes, productos, servicios y actividades de interés turístico; y a asegurar la aplicación de unas condiciones de rentabilidad atractivas y equitativas a las agencias de viaje que desarrollen tareas de intermediación y asesoramiento personalizado a los consumidores de este programa.

También pide introducir mejoras en el programa de turismo social del Imserso para personas mayores, como el aumento de plazas rebajando el criterio de edad y abarcando al segmento de personas físicas mayores de 60 años, así como la inclusión preferente de otros colectivos profesionales destacados por su exposición al riesgo en la lucha contra la pandemia.

EL GPP HA PRESENTADO MÁS DE CIEN MEDIDAS DE CHOQUE

Estas iniciativas vienen a insistir en las más de cien medidas de choque que el GPP ha registrado en el Congreso desde que comenzó la pandemia, para ayudar al sector turístico, y que el Gobierno ha rechazado sistemáticamente.

Una pandemia que, unida a las políticas equivocadas del Ejecutivo de Sánchez, han llevado al sector turístico español a tener una pérdida de ingresos por valor de

116.000 millones de euros. En este sentido, el GPP subraya que el coste para el sector de nuestro país ha sido superior al de Francia e Italia juntas y que las pernoctaciones perdidas solo en alojamientos reglados en España equivalen al total de pernoctaciones en el año 2019 de Portugal, Grecia, Malta y Chipre juntas.

Además, en base a los Indicadores de Actividad del Sector Servicios elaborados por el INE, agencias y turoperadores registraron en el segundo mes de este año una caída de su cifra de negocio del 87,1% respecto a febrero de 2020 y más de un 40% de los puntos de venta existentes en España tendrían seriamente comprometida su viabilidad y solvencia a corto plazo a cuenta de esta pandemia.