L’Alfàs presenta en Fitur su nuevo sello de calidad europeo ‘L’Alfàs Territorio Natural’

‘L’Alfàs Territorio Natural’ el nuevo sello identificativo del único municipio de España con 5 Centros Azules, que esta mañana se ha presentado en el stand de la Costa Blanca de Fitur, en un acto donde han participado el concejal de Turismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de l’Alfàs, Luis Morant, el diputado de Residentes Europeos Juan de Dios Navarro, y el concejal de Ciudadanos de l’Alfàs, César Martínez.

L’Alfàs acude a esta edición de Fitur con siete galardones, símbolo de calidad, buena gestión y excelencia en el ámbito europeo, reflejo del firme compromiso adquirido por el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, en su afán de recuperar, conservar y difundir el patrimonio natural, cultural, patrimonial e inmaterial, según ha destacado el concejal de Turismo y Medio Ambiente Luis Morant, en el acto de presentación celebrado esta mañana en el stand de la Costa Blanca. Un acto donde se ha explicado el esfuerzo realizado por el Ayuntamiento de l’Alfàs para posicionarse como referente de destino turístico saludable.

L’Alfàs del Pi ha obtenido este año un nuevo certificado europeo a la calidad y excelencia del Museo de la Villa Romana de l’Albir, y lidera el ranking nacional de Centros Azules.

L’Alfàs del Pi se presenta en Fitur como el único municipio de España con 5 Centros Azules, marcando distancias con Valencia, segunda ciudad en el ranking nacional y sus 3 centros premiados. Una circunstancia que unida a la Bandera Azul de la playa del Racó de l’Albir, y el Sendero Azul para la ruta al faro de l’Albir, suman un total de 7 galardones, símbolo de calidad, buena gestión y excelencia en el ámbito europeo.

La playa del Racó de l’Albir ha obtenido un año más la Bandera Azul, lo que convierte a esta población en una de las contadas localidades españolas que ha logrado esta distinción durante sus 35 ediciones consecutivas. Así mismo, ha ratificado su inclusión en la exclusiva red de Senderos Azules, reafirmándose como un territorio natural, referente de gestión medioambiental. De hecho L’Alfàs del Pi es el único municipio de la Marina Baixa, reconocido por la Fundación Europea de Educación Ambiental, con los tres distintivos europeos: Bandera Azul, Sendero Azul y Centro Azul. Se trata de tres certificados que premian y distinguen a los destinos turísticos de España más respetuosos con el medio ambiente, su conservación y su difusión.

Compromiso medioambiental, como uno de los mejores reclamos para el visitante, que busca un destino natural, tranquilo y saludable. Esta localidad de la Marina Baixa ha renovado los seis galardones en su haber, lo que implica una apuesta firme y decidida por la cultura, el patrimonio, la naturaleza y el ocio: Bandera Azul para la playa del Racó de l’Albir, desde 1987; Sendero Azul para la ruta al Faro desde 2013 y Centro Azul para el Centro de Interpretación Faro de l’Albir también desde 2013; Centro Azul para el CEA Carabineros desde 2017; Centro Azul para el CIPM Los Carrascos desde 2018, Centro Azul para el Centro de Interpretación Medioambiental la Antigua Cantera de l’Albir desde 2020, y logra sumar este año un séptimo distintivo azul para el Museo de la Villa Romana de l’Albir.

En las imágenes, el director general de Turisme, Herick Campos, en Fitur junto al concejal de Medio Ambiente Luis Morant.

Concesión nuevo distintivo Centro Azul al Museo Villa Romana de l’Albir 2021, que este año celebra su décimo aniversario con el reconocimiento europeo a la excelencia medioambiental

En 1979 unas obras próximas a la playa de l’Albir sacaron a la luz los restos óseos de un enterramiento de época romana. Durante los años ochenta y noventa del siglo XX las excavaciones arqueológicas descubrieron un yacimiento de una gran riqueza patrimonial y científica formado por una extensa necrópolis, un mausoleo y una villa. Todo el conjunto se ha datado entre los siglos IV a VII d.C. En 2008 el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, en colaboración con la Universidad de Alicante, retomó los trabajos arqueológicos con el fin de recuperar uno de los yacimientos más significativos de la provincia de Alicante, convirtiéndose en el primer Museo al Aire Libre de la Comunidad Valenciana, inaugurado en marzo de 2011. Desde su apertura, se ha ido ampliando de manera progresiva por fases, con nuevos recursos didácticos, como una maqueta táctil que permite a los invidentes descubrir el yacimiento, una Sala de Audiovisuales en la que se exponen piezas de relevante valor, o una guía interactiva de realidad aumentada, desarrollada conjuntamente por la Universidad de Alicante y el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi. En 2015 se amplió el recorrido visitable hasta uno de los edificios principales de la villa, una estancia absidiada bastante grande denominada oecus, y ahora continúa con la zona residencial donde el dominus tenía sus estancias y celebraba los banquetes. Y acaba de finalizar la última ampliación, tras la excavación y musealización de las estructuras situadas al sur de las termas, sectores II y IV de la Villa Romana de l’Albir, unos trabajos que han sufrido un retraso por la pandemia pero muy productivos ya que se ha encontrado un patio con las habitaciones tras las termas y piezas muy valiosas desde la perspectiva científica y patrimonial, que vienen a despejar muchas dudas respecto a la Villa además de permitir abrir al público gran parte del yacimiento. Una inversión de 125.000 euros de la Generalitat Valenciana Fondos FEDER, que para su desarrollo ha requerido la contratación de 11 personas, y que ha contado con la colaboración de la Universidad de Alicante, encargada de la realización de un vídeo de realidad virtual de 360 con la recreación del peristilo, el oecus y las termas de la villa mediante un cortometraje virtual que muestra el ritual del convivium.

Los cinco Centros Azules de l’Alfàs son resultado del trabajo realizado durante los últimos años desde el Ejecutivo Local, por la recuperación y acondicionamiento de importantes zonas en desuso, rehabilitando edificios y creando itinerarios alternativos para los usuarios del Parque. Centros que junto a la playa del Racó de l’Albir y el camino al Faro, combinan la conservación del entorno con las funciones educativas, el ocio y la cultura.