Pequeño Homenaje a Pere Mª Orts i Bosch

Adiós al verdadero 'Homenot' | Comunidad Valenciana | EL MUNDO

Bernat Mira Tormo.- Pere Mª Orts i Bosch tenía la humildad que suelen tener las personas realmente grandes. Ya son 6 años hace quenos dejó y falleció en Valencia. Una gran persona en todos los sentidos de la palabra.

Para que no dé lugar a confusión, quiero aclarar, que el Pere María Orts i Bosch, con el que yo mantenía correspondencia, es el nieto de Pere María Orts Berdín.

Autor del libro APUNTES HISTORICOS DE BENIDORM. Alicante. 1892. Y al que cito también en el topónimo Benidorm>>.Le mandé el libro “El Origen Ibero-tartésico del Euskera”, a la Academia Valenciana de la Lengua, de la que era miembro. Y me mandó la siguiente carta: Valencia.19-04-2005.<Señor Bernat Mira TormoRecibí su carta y su trabajo,

El Origen Ibero-tartésico del Euskera, con mucho retraso. Todo fue debido a que por no encontrarme bien, estuve un tiempo sin asistir a las reuniones de la Academia.Después me ha llevado un tiempo el leer la obra con detenimiento.Están todas las entradas muy bien razonadas, pero es la toponimia algo tan complejo, que en bastantes casos las deducciones por bien llevadas que estén fallan.Hay que conocer a fondo la comarca y su historia documental, se dan muchos fallos y corrupciones.

La Torre de les Massanes, antes de la conquista era IRI y la Vila Joiosa antes de 1.300 TII o TIR, es decir un derivado de Tirium.En cuanto a Benidorm la alquería o poblado que pudo haber no estuvo sobre el promontorio rocoso que se adentra en el mar.(l´Alfalig o Canfali, moderno). Porque las catas arqueológicas que se han hecho no van más allá del siglo XIV, la época de l´almirall Bernat de Sarrià y de l´infant Pere de Aragó.

No se sabe con certeza donde pudo asentarse el pueblo, pero por el procedimiento de eliminar los emplazamientos imposibles, el más conveniente es la ladera de la loma donde está el cementerio viejo. La Foieta tiene unas tierras cultivables y Les Fontanelles podían dar un mínimo de agua.En la parte de Levante el Saladar, era una zona pantanosa que se fue terraplenando con el tiempo, lugar no cultivable y muy insano.

Los restos de este humedal perduraron hasta el año 1936. Olía muy mal y era un foco de mosquitos y de paludismo y de ahí el que se le diga Racó de Loix, es decir de l´angoixa, que da nauseas, angustia.Me parece que sería conveniente que consultara el “Onomasticón Cataloniae” de Joan Corominas, VI. IV págs. 22-24, entrada por DORM-BENI.

En el Instituto (Salt de L´AIGUA) de Benidorm lo tienen. Hable con D. Ignacio del Moral Gil. Con el mayor afecto queda a su disposición. Firmado. Pere María Orts

Le contesté al Sr. Pere María Orts i Bosch:<<En primer lugar le di las gracias por haber leído el libro y por su atenta carta. Su carta me causó muy buena impresión. Porque parece una persona abierta y sencilla, o sea inteligente.

Coincidimos en que hay que conocer muy bien la situación geográfica del lugar o topónimo. Muchos topónimos son muy antiguos, y suelen reflejar una situación geográfica muy concreta. Con el tiempo los antiguos nombres de estas situaciones geográficas concretas, se convirtieron en el nombre de las actuales partidas de terreno. Y del nombre de algunas de estas partidas de terreno, tomó el nombre el pueblo o lugar. Sin que ello supusiera que las demás partidas de terreno, hubieran perdido su antiguo nombre.

Los antiguos describieron en su antigua lengua lo que veían, un río, un río grande, un río pequeño, un poblado, un alto, un hondo, un llano, una sierra, un camino, un molino, etc. No hacía falta ponerles ningún nombre, sólo describir en su propia y antigua lengua lo que veían, y como todos veían las mismas cosas y hablaban la misma lengua, todos comprendían el significado del topónimo al que se referían. Cuando poco a poco, se fueron olvidando de su antigua lengua ibérica, se fueron olvidando igualmente poco a poco, del significado de sus nombres. Muchas partidas de terreno, mantuvieron sus antiguos nombres mejor o peor conservados.

Pero poco a poco, habían ido olvidándose de su significado. Lo que sí solía conservarse más o menos bien, además de algunos nombres de “lugar”, era su situación geográfica concreta.

En mi opinión, BENIDORM dejó de ser el nombre de una partida de terreno, para convertirse en el nombre del pueblo, a partir de la construcción de su castillo. Que coincide con los datos arqueológicos que nos suministra el Sr. Pere María Orts, que no van más allá del siglo XIV. A partir de construirse el castillo, sobre la partida de terreno llamada Benidorm, el pueblo fue conocido como Castillo de Benidorm.

¿Por qué se llamó al pueblo Benidorm? -Por la sencilla razón, que la partida de terreno donde se construyó el “castillo”, se llamaba Benidorm. Y a partir de la construcción del “castillo”, el pueblo se convirtió en el Castillo de Benidorm. Y cuando desapareció el castillo, quedó como nombre del pueblo, el nombre de la partida de terreno donde había estado el castillo.

Todo parece indicar, que el antiguo nombre era BENIDORMA, y con el tiempo perdió la –A final. Puesto que hay documentación muy antigua, con el nombre de Benidorma. En el Onomasticon Cataloniae I. ILLES BALEARS, de Joan Corominas y J. Mascaró Passarius, en la pág. 70. Vemos las dudas que tenían sobre el BENI de BINIBOLLA, nos dicen:<<estamos indecisos entre un origen mozárabe o árabe, la duda está entre pena “peña” y el beni árabe.>>O sea, que a los BEN, BENA, BENI, ya se reconoce oficialmente, que pueden ser los nombres mozárabes PENA o PEÑA.

Ahora ya sólo falta, que reconozcan que la lengua de los mozárabes, no era el latín, sino el ibero. Como nos demuestran los numerosos topónimos, que nos decían que tenían su origen en el latín o en el árabe, pero estamos comprobando cada día, que eran de origen ibérico. Como vemos en el TIR = río, de la Vila, y el IRI = pueblo, de Torre de les Maçanes.

Vamos avanzando, la mayor parte de los que se oponían en un principio, a que el nombre Benidorm fuera de origen ibérico, era principalmente, por que el topónimo Benidorm, creían que era de origen árabe, porque empezaba por BENI.Me dijo el Sr. Pere María Orts, que sería conveniente que viera la entrada de Dorm-beni, del Onomásticon Cataloniae de Corominas, VI. IV Páginas 22-24.

En mi opinión la entrada Dorm-beni, no soluciona el problema, se podría solucionar, si hubiera una entrada, que no la hay por IDOR-ORMA-BEN. Y lo traduciríamos por BEN-IDOR-ORMA, de BEN = “cerro” o “monte”, IDOR = “seco-a”, y ORMA = “ladera” o “pared”. Con el significado de BENIDORM = “monte de las laderas secas”.Y al perder la –A final, se pronunciaría exactamente Benidorm, porque ni el vasco, ni el ibérico, suelen duplicar las letras en toponimia, cuando empiezan y terminan por la misma letra.

El TIR de la Vila, nos indica que había un “río”. Y este río desemboca en el mar, justo al lado del bajo del “alto” donde está la iglesia, que en mi opinión es el lugar que le da el nombre a VILAJOIOSA, que traducimos por VILA-JOI-OSA. De VILA = “cercado” o “poblado”, JOI variante de GOI = “alto”, y OS-A = “el frío”. Con el significado de VILAJOIOSA = “cercado del alto frío”.Nos dice Pere María Orts, que el nombre de <<la Torre de les Massanes, antes de la conquista era IRI. Y la Vilajoiosa antes de 1300 TIR, es decir un derivado de Tirium>>.Tanto el TIR de la Vila, que traducimos por “río”, como el IRI, de la Torre de les Massanes que traducimos por “poblado”, nos indica, que en la época ibérica hubo allí un “río” y un “poblado”.

Lo que nos prueba, que en la llamada época árabe, se conocía todavía, el significado de muchos de los nombres y topónimos ibéricos. Y empezamos a ver, que la lengua que hablaban los mozárabes, parece que tenía mucho de ibérico y poco de latín, si es que tenía algo de latín.Me gustaComentarCompartir