El Equipo de Gobierno de La Vila vuelve a faltar a la verdad al anunciar en la página web municipal la suspensión de la ordenanza reguladora de paisaje urbano

La Vila en taronja

El Concejal de Comercio de La Vila rechaza la enmienda presentada por Ciudadanos, y el Pleno aprueba por unanimidad suspender la aplicación de la ordenanza para la instalación de tarimas, pero el tripartito no admite ampliarlo al resto de elementos de las terrazas (mesas, sillas, sombrillas, toldos, mamparas o jardineras), que sí deberán adaptarse a la ordenanza.

La aplicación de la ordenanza de protección del paisaje urbano, que afecta a las terrazas de los establecimientos, sigue trayendo cola. El pasado mes de noviembre Ciudadanos y Partido Popular llevaron al Pleno una propuesta conjunta para aplazar la aplicación de esta ordenanza en cuanto a la adaptación del mobiliario de las terrazas hasta, en principio, el 31 de marzo de 2021, solicitando también que en el pleno de ese mes de marzo de 2021 se estudiara prorrogarlo. Ante las numerosas peticiones de los afectados, ambos grupos municipales entendían que el Ayuntamiento estaba obligado a dejar en suspenso esa obligatoriedad de adaptación del mobiliario a la nueva ordenanza. La propuesta fue votada en contra por Andreu Verdú y su equipo de gobierno y, por tanto, no salió adelante.

Sin embargo, cuatro meses después el Concejal de Comercio Josep Castiñeira ha tenido que dar un pasito atrás, y ha llevado al pleno (celebrado ayer día 18) una propuesta sobre este mismo asunto, planteando suspender únicamente el artículo 15.3 de la ordenanza, que afecta a la instalación de tarimas. Y desde Ciudadanos se ha entendido que esta propuesta era claramente, insuficiente, por lo que se ha planteado una enmienda a la moción presentada por Josep Castiñeira, proponiendo que la suspensión de la ordenanza se ampliara a los restantes elementos de las terrazas como son las mesas, sillas, sombrillas, toldos, mamparas, paravientos y jardineras. Porque, en la actual situación, es imperioso y obligatorio eximir a nuestros hosteleros y comerciantes del gasto que supone la renovación del mobiliario de sus terrazas.

Sin embargo, la enmienda no ha sido aceptada y, finalmente, sólo se suspende la aplicación de la ordenanza para las tarimas. Por tanto, los establecimientos están obligados a renovar el mobiliario de sus terrazas si no cumplen con las condiciones fijadas por la ordenanza. En todo caso, por supuesto Ciudadanos ha votado a favor de la propuesta, porque al menos se ha suspendido la obligación para las tarimas.

Pero lo mejor estaba aún por llegar. Nuevamente el Equipo de Gobierno vilero ha utilizado la página web del Ayuntamiento para anunciar la suspensión de la ordenanza, afirmación falsa porque, como hemos dicho, lo único que se ha suspendido hasta el 31/12/2021 es el artículo que obliga a la instalación de tarimas.

Fuente: https://lavilaentaronja.blogspot.com/