Enmudece ‘El Llugueret’ de Les Copletes a la Mare de Déu del Sofratge

Setenta años cantándole versos a la Mare de Déu del Sofratge sólo se consigue desde el amor por la música, el sentimiento por el verso y la advocación y devoción por la Virgen. Al principio, con 17 años empezó a cantar “porque le gustaba, porque pagaban y ese dinero se lo daba a una vecina enferma. ¡Así era ‘el Llugueret’ un hombre honesto, buena persona y tremendament e generoso”!

Belén Richarte.-Así lo define su hija Ángela Pérez Zaragozí compañera de colegio y amiga con la que siempre he pasado buenos momentos. Gracias Ángela por, en momentos tan duros y difíciles al perder a tu padre, a ‘El Llugueret‘, entender y valorar este trabajo mío y permitirme abrir ese pezacito de Historia de Benidorm que guardas en tu corazón y en tu mente.

Pregunta.- Me susurraste que se fue apagando como una vela, rodeado de su familia, en la calle Sant Jeroni donde había prácticamente nacido. Pero, ¿cómo era como hombre Jaime Pérez Llorens?

Respuesta.- Mi padre tuvo un ictus en septiembre y poco a poco fue a menos hasta quedarse dormido en su casa de la calle Maravall su domicilio desde que se casó, rodeado de su familia.

Pregunta.- ¿Qué significa ‘Llugueret’? ¿Por qué le pusieron ese mote viene ese mote?

Respuesta.- El ‘llugueret’ es el nombre de un pájaro el “lugano”, se lo pusieron porque de niño iba a la escuela con un ‘llugueret’ en una jaula y de ahí su apodo.

Pregunta.- ¿Cómo ha sido su vida?

Respuesta.- Nació un 7 de diciembre de 1933, en la partida Foia Mare, luego vivió en la calle Sant Llorens, en la calle Sant Geroni y actualmente en la calle Maravall, su domicilio hasta su fallecimiento.

Mi padre ha hecho casi de todo, tenía todos los carnets de conducir, por lo que ayudó a montar la primera autoescuela de Benidorm, tenía carnet para poder comprar en las lonjas de toda España, y así lo hacía cuando trabajaba en pescados Pascual. Ha ido a la mar, ha trabajado la tierra, compró un camión y durante muchos años se dedicó a hacer portes para distintas empresas y particulares de Benidorm. Estando en la directiva del club náutico de Benidorm, le propusieron trabajar para el club y ésta fue su última etapa laboral.

¡Ha tenido una vida larga, pero muy trabajada y desde muy niño!

Pregunta.- A los 17 años se puso delante de la Mare de Déu y dio voz a unas estrofas de Les Copletes. ¿De dónde le venía vocación?

Respuesta.- A él siempre le gustó cantar, sobretodo ‘rancheras’, pero a los 17 años quiso cantarle a la Virgen siguiendo los pasos de su tío Vicente Pérez Baldó. Por aquel entonces se cobraba por cantar y “el llugueret”, procedente de una familia humilde y con pocos recursos, lo que le pagaban de cantar, se lo entregaba a una familia amiga, que tenía una hija enferma. ¡Así ha sido durante toda su vida: muy muy generoso!

Pregunta.- En 2020 habrían sido más de 70 años cantando Les Copletes a la Mare de Déu del Sofratge la noche del Domingo de Fiestas, entonando los versos que rememoran la tradición marinera de la patrona. ¿Alguien en la familia sustituirá al “Llugueret”?

Respuesta.- En 2020 se cumplían 70 años desde que empezó a cantarle a la Virgen. En todo ese tiempo sólo ha faltado a su cita en tres ocasiones: en el año 1992 por el fallecimiento de un familiar; en el 2019 por el fallecimiento de su yerno, que para el era un hijo más; y en el 2020 que no se han celebrado las fiestas, pero que de haberse celebrado, su enfermedad ya no se lo hubiese permitido. Muchas veces le dijimos que ya se podía retirar de cantar, que ya eran muchos años y el siempre decía que mientras pudiese no iba a faltar a su cita con la Virgen el Domingo de Fiestas a las Puertas de la Iglesia.

Pregunta.- También enseñó a cantar a numerosas generaciones de benidormenses que vinieron después, durante muchos años en la sede de la Asociación Cultural y Recreativa La Barqueta. ¿Ha tenido sucesores/-as de escuela? ¿Os habló de alguien en concreto?

Respuesta.- Durante años enseñó “les copletes” a muchos niños, entre ellos a mí, que las canté durante algunos años. Muchos de esos niños y niñas a día de hoy guardan un gran recuerdo y cariño por mi padre y ese es el mejor legado que puede dejar una persona.

En cuanto a sus sucesores, sé que a día de hoy Magdalena Simarro Cantos e Igna Martínez Seguí son las que se encargan del tema de “les copletes” y hacen una gran labor por mantener esta tradición tan nuestra. (Magdalena, Igna y Eusebi Giner le cantaron unes Copletes el día de su funeral).

Pregunta.- Al margen de esta faceta, ¿qué otras aficiones tenía ‘el llugueret’ ? ¿Cómo era tu padre?

Respuesta.- A mi padre lo que más le ha gustado de siempre es la tierra, hacer hortaliza, ir a cazar pajaritos a la barraca. Ha sido Mayoral de Honor de las Fiestas Mayores Patronales de 2003, Mayoral de Honor de la Fiesta del Carmen, Mayoral de Honor de las Fiestas de Sant Antoni, ha pertenecido al Nazareno, llevando el paso de las campanitas más de 40 años, aficionado en su juventud a cantar. Le ha gustado remendar las redes de pesca y de caza y hacer cestos y diferentes utensilios con esparto.

Pregunta.- ¿Qué palabras le dedicarías a tu padre en estos momentos?

Respuesta.- Que le quiero muchísimo y que me siento tremendamente orgullosa de ser la hija de Jaume Pérez Llorens ‘el llugueret’ un hombre honesto, buena persona y tremendamente generoso.

¿Qué significan Les Copletesa la Mare de Déu del Sofratge?

Les Copletesque se le cantan a la Virgen del Sufragio , nuestra Madre siempre atenta a nuestros ruegos, súplicas y necesidades, son una tradición en las Fiestas Mayores Patronales. Oírlas año tras año te hacen ver que la tradición y el fervor por nuestra Virgen, Reina y Madre milagrosa, carismática y soberana a la que se acude para rendirle pleitesía. Se extiende a gentes de Benidorm, de fuera y cada vez más entre nuestros jóvenes. Observar el sentimiento con la que se cantan Les Copletes es una experiencia que, desde la veneración que sentimos por nuestra Patrona, nos emociona y acrecienta la devoción que sentimos por ella.

Asistir al canto de Les Copletes además de emocionar nos hace agradecer el que un año más podamos acompañar a la Virgen en su festividad”.

Igna Mari Llorca Pérez mayorala los años 1976, 1983 y 2007 y Mayorala de Honor en 2014.