Ciudadanos denuncia la proliferación de botellones, suciedad y falta de seguridad en las inmediaciones de la ermita de La Cala

Vista previa de imagen

El portavoz del grupo Ciudadanos en el ayuntamiento de Benidorm, Juan Balastegui, ha denunciado la desidia del gobierno popular a la hora de tomar medidas para evitar los botellones que se celebran cada fin de semana en la zona del tossal de La Cala, principalmente en los entornos de la ermita de la Virgen del Mar, cuyas inmediaciones están llenas de suciedad acumulada precisamente por el consumo de bebidas en la zona.

La denuncia la ha formulado el concejal en el seno de las comisiones informativas. En ellas el gobierno popular reconoce tener constancia de los botellones y de la suciedad, sin embargo, “una vez más se lava las manos eludiendo su responsabilidad”. “Reconocen la existencia de botellones ilegales y se excusan en no poder frenarlos por no poder disponer de un agente fijo en la zona, medida que no pedimos ni consideramos necesaria, pero sí incrementar realmente la vigilancia, tanto en esta zona como en otras áreas verdes del municipio”.

Balastegui ha indicado que no le valen las excusas de la falta de agentes, cuando hoy se cumplen 6 meses desde que el gobierno local echó por tierra la moción de Ciudadanos en la que se pedía reforzar la bolsa de Policías Locales para tener más efectivos”. Una moción que, según ha recordado, llevaba incorporado un punto para reducir un 10% el sueldo de todos los cargos políticos del Ayuntamiento para disponer de más presupuesto para el área de Personal, que no prosperó por los votos en contra de PP y PSOE.