La Concejalía de Igualdad de L´Alfàs hace un llamamiento a la sociedad para que denuncie la violencia de género

fachada ayuntamiento

Tras hacerse público el estudio ‘Menores y violencia de género’, de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, la concejala de Igualdad del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, Rocío Guijarro, ha querido realizar un llamamiento a la sociedad, especialmente a la juventud, para que “den un paso al frente y se atrevan a denunciar en caso de detectar signos de violencia machista en sus casas o en sus grupos de amistades”.

Los estudios realizados durante años permiten afirmar que cerca del 80 por ciento de las mujeres asesinadas no habían presentado denuncia contra su agresor. El silencio de la víctima es un factor de riesgo para la vida de las mujeres maltratadas, por lo que “resulta de enorme importancia concienciarlas a ellas, y también a toda la sociedad, de la necesidad de denunciar”, ha reiterado Guijarro.

La denuncia es el paso previo necesario para que las distintas administraciones puedan poner en marcha su maquinaria, especialmente en el ámbito de la protección, la investigación de los hechos y la eventual condena al responsable del maltrato. Es la única llave que abre la puerta de la esperanza para que la víctima pueda salir de la situación de maltrato.

La concejala de Igualdad ha recordado que en l’Alfàs del Pi, a través de los fondos del Pacto de Estado, se ha creado una Mesa Multidisciplinar en Materia de Violencia de Género con el objetivo de anticipar la detección, fomentar la prevención y dar una respuesta eficaz en los casos de violencia de género. Las víctimas pueden llamar a los teléfonos de Policía Local (965887200) y Servicios Sociales (965887328).

Esta Mesa la conforman profesionales de diferentes ámbitos: fuerzas de seguridad, servicios sociales, centros educativos y sanitarios, además de la Asociación Mujeres con Voz. Un equipo especializado preparado para actuar con diligencia y eficacia en los casos de violencia machista.

“Si detectamos signos de violencia de género, no hay que mirar hacia otro lado. Hay que denunciar, ya que nuestra contribución puede ser determinante para salvar vidas”, ha destacado la concejala.

En caso de querer denunciar, pueden llamar, a nivel local, a los teléfonos de Policía Local y Servicios Sociales. También pueden ponerse en contacto con los Centros Mujer (016 y 900580888) o recabar ayuda en las Oficinas de Atención a las Víctimas del Delito (OAVD), llamando a los números de teléfono 965935714 – 965936183 – 965935871 – 965935872 .

Rocío Guijarro ha reiterado el compromiso del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi con las políticas de igualdad, que se traduce en la puesta en marcha del proyecto ‘L’Alfàs + Igualitaria’, un plan de trabajo transversal promovido por las concejalías de Presidencia, Igualdad y Participación Ciudadana que refleja el compromiso institucional de seguir promoviendo actuaciones para visibilizar el papel de la mujer y erradicar las desigualdades entre hombres y mujeres.

Estudio ‘Menores y violencia de género’

La Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género ha realizado, junto a la Unidad de Psicología Preventiva de la Universidad Complutense y bajo la dirección de María José Díaz-Aguado, el estudio ‘Menores y violencia de género’, en el que han participado también el Ministerio de Educación y Formación Profesional, 16 Comunidades Autónomas, Ceuta y Melilla. En concreto, han participado 10.465 menores, de 14 a 18 años, de 304 centros educativos de Educación Secundaria de España, 3.045 docentes y 227 Equipos Directivos.

El principal objetivo de este estudio es avanzar en el conocimiento de cómo es la situación de las y los menores que han vivido la violencia de género contra sus madres, comparando su situación con la de quienes no han vivido dicha violencia. Objetivo destacado como prioritario en el Pacto de Estado Congreso-Senado contra la Violencia de Género de 2017.

Conforme a lo dispuesto en el mismo, casi 1 de cada 4 menores (el 24,7%) ha estado expuesto a alguna de las 12 situaciones de violencia de género contra la madre (VGM). Las situaciones más frecuentes (un 14,3%), son las de violencia psicológica: “insultar o ridiculizar” y “hacer sentir miedo”. El 7,1% ha tenido conocimiento de agresiones físicas. En el 70% de los casos el maltrato ha sido realizado sólo por su padre; en el 24,6% solo por otro hombre y en el 5,4% por el padre y por otro hombre. Tres de cada cuatro menores expuestos a esta violencia han vivido también maltrato directo hacia el menor por parte del hombre que maltrató a la madre.

Por otra parte, el 19,3% ha estado expuesto de forma repetida a situaciones de VGM, con dos niveles de gravedad y puntuaciones medias diferentes en indicadores de bienestar y desarrollo. Entre estos menores, expuestos a veces a VGM (13,3%) y expuestos repetidamente a VGM (6%), la exposición a este tipo de violencia no va asociada a un peor desarrollo y las chicas muestran una mayor sensibilidad para reconocer la VGM y a los chicos les resulta más difícil.

En ese sentido, desde la Delegación del Gobierno Contra la Violencia de Género se ha hecho hincapié en no revictimizar a los y las menores que han estado expuestos a VGM, ya que tal como muestra el estudio, una gran mayoría de las chicas que han estado expuestas a VGM, no han sufrido después violencia de género en las relaciones de pareja y la mayoría de chicos no la reproducen. De hecho, la inmensa mayoría de menores salen de la VGM y no lo viven en sus relaciones de pareja.

Prevención

El estudio muestra también la prevención escolar de la violencia de género como eficaz condición de protección. El 46,8% de menores recuerdan haber trabajado contra la violencia de género en la escuela. Ese trabajo de prevención de la violencia de género, hace que las chicas que lo recuerdan tengan menos riesgo de vivir violencia de género en sus parejas. Esto no significa que la prevención escolar sea suficiente, sino que hay que incluirla en un tratamiento integral, junto con otras medidas desde todos los contextos de desarrollo.