Viaje de Benidorm a Alicante en algo más de 5 horas

Francisco Amillo.- Una fotografía del año 1898 procedente del archivo municipal de Alicante nos muestra la diligencia de Alicante a Villajoyosa, que también llegaba hasta Benidorm. Hasta el siglo XX las comunicaciones terrestres de la Marina Baixa eran lentas y por tanto costosas. “Cuatro horas y media tarda en llegar a Villajoyosa la diligencia que sale de Alicante por la carretera del litoral.” (“Las Provincias” 24-10-1904). Por tanto podemos calcular que trasladarse de Alicante a Benidorm suponía cinco horas largas de viaje. Por tanto ir de Benidorm a Alicante para un trámite o negocio suponía diez horas de viaje entre ida y vuelta.

La velocidad media de estas diligencias era inferior a 9 km/h en parte porque hacía muchas paradas. Curiosamente esta velocidad no evitaba accidentes. El diario “La Correspondencia de Alicante” del 7-8-1911 informaba sobre la creación de un servicio de Ambulancias en la provincia de Alicante y daba cuenta de una intervención en Campello en la que aparece Vicente Llorca Alós que más tarde sería alcalde de Benidorm y gran impulsor de su turismo: “La ambulancia del Campello prestó auxilio […] á los pasajeros del coche diligencia de Villajoyosa que volcó cerca del puente conduciendo a los heridos, que eran Vicente Roig Berenguer, de 58 años; Vicente Llorca Alós, de 37, y Antonia Sellés Domenech, de 72, hasta el Campello, donde fueron curados”.
Años más tarde las diligencias no pudieron competir con la velocidad, el confort, la seguridad y el precio que ofrecía el Ferrocarril de la Marina. Inaugurado en 1914, acabó imponiéndose porque el tren correo mixto tardaba 2 horas para el trayecto Alicante-Benidorm y con el tiempo lo fue rebajando.