La ocupación hotelera mejora y repunta ligeramente gracias al mercado nacional y de proximidad

La ocupación hotelera mejor y repunta ligeramente gracias al mercado nacional y de proximidad.

La ocupación hotelera mejora en estos primeros días del mes de agosto. Sin representar datos espectaculares ni ser comparables con los de otros ejercicios, el sector hotelero de la Comunidad Valenciana encara las semanas más estratégicas de la temporada turística con mejores datos que los registrados durante julio.

La ocupación hotelera durante esta primera semana de agosto ha oscilado entre el 61% de los hoteles de la Costa Blanca, pasando por el 46% de Benidorm, el 44% de la ciudad de Valencia y el 45% en Castellón. Y estos resultado se han construido prácticamente desde el mercado nacional ya que la presencia de turistas extranjeros es testimonial y se sitúa entre el 10 y 20% del total (según zonas)

Los hoteleros de la Comunidad Valenciana lamentan que estas cifras no hayan sido mejores. El presidente de HOSBEC, Toni Mayor ha informado que ” es una lástima que la ineficacia sanitaria y política en España nos haya cerrado en la práctica la comercialización con Europa, porque si no se hubieran impuesto las restricciones y cuarentenas, estaríamos hablando ahora de ocupaciones por encima del 70% y con mayor número de camas hoteleras abiertas”.

Mayor ha recordado al Gobierno que “esta etapa tan difícil hubiera podido ser positiva con una mejor planificación y control, lo que debe servir de aprendizaje para encarar el otoño y el invierno con una estrategia de protección al sector y una mejora sustancial de los datos de contagios por Covid10”.

“No demos el invierno por perdido todavía”

Los hoteleros creen que si se hubiera podido consolidar la buena trayectoria del verano, podría haberse extendido su efecto también a una gran parte del otoño y del invierno con cierta actividad turística abierta. Según Mayor,  “si los datos sanitarios son buenos, hay mucha demanda estancada y con ganas de viajar. Y no sólo entre los británicos, belgas y holandeses que son nuestros principales mercados en la temporada media y baja sino que también los españoles podrían ser clientes de invierno aunque el programa Imserso todavía no arranque. Lo abierto llama al movimiento y a abrir todavía más”. Por ello, los hoteleros mandan un mensaje optimista, sobre todo dirigido al Gobierno de España: “no demos el otoño-invierno por perdido sin lucharlo. Hay que estabilizar y rebajar los contagios a los niveles de finales de junio y extremar las medidas de seguridad para que no ocurra lo mismo y levantar las restricciones de los países europeos. Si ellos controlan la situación sanitaria nosotros también podemos hacerlo con la misma eficacia. Y si conseguimos hacerlo en 4 semanas, todavía estaremos a tiempo de recuperar el pulso turístico aunque sea parcial”.

Los ERTES bonificados serán necesarios hasta la próxima primavera

Sin embargo, este mensaje de trabajo de futuro no condiciona la petición de protección al sector. “El Gobierno tiene que contemplar la extensión de los ERTES, pero en su versión inicial, la de marzo con el 100% de bonificación de cuotas a partir del 1 de octubre hasta abril de 2021. No hay otra alternativa para que el turismo pueda llegar al camino de la recuperación una vez que se haya conseguido controlar de forma definitiva la amenaza sanitaria”.