Andreu provoca la alarma del confinamiento y arrastra a Villajoyosa a una promoción turística terrible

En una grave irresponsabilidad, el alcalde de la localidad, Andreu Verdú, afirma públicamente que se contempla el confinamiento de la ciudad y pone a los pies de los caballos a la hostelería del municipio. La situación evidencia la falta de medidas de prevención tomadas por el gobierno.

Villajoyosa abre los informativos de todos los medios nacionales y algunos internacionales por la posibilidad de confinamiento de la ciudad ante el rápido aumento de casos de coronavirus, 21 confirmados.

Las inexistentes medidas de seguridad que ha impuesto el Ayuntamiento en sus playas y lugares de concentración de personas, unidas a las manifestaciones públicas del primer edil, Andreu Verdú, en las que afirmaba que “se planteaban un confinamiento”, han resultado ser las peores de las promociones de nuestra ciudad a nivel nacional.

Desde el Partido Popular se le ha requerido en diversas ocasiones al gobierno la necesidad de limpiar y desinfectar asiduamente las calles y demás zonas públicas del municipio, el control de acceso a las playas, uso permanente de mascarillas, limpieza de manos y aumentar la prevención e higiene, siempre con la colaboración de la ciudadanía.

Todas estas peticiones siempre han caído en saco roto y el gobierno, en un alarde de publicidad y promoción política, solamente ha sabido crear la unidad equina con el pretexto de que así, se controlaría el acceso a las playas, lo que ha resultado totalmente infructuoso, vistas las imágenes de aglomeraciones de bañistas que han circulado por redes sociales.

Además, Andreu ha anunciado un posible confinamiento si la situación va a peor, lo cual desde el PP se tilda de grave irresponsabilidad por varias cuestiones. Primero porque confinar una ciudad no es competencia local, sino autonómica y segundo porque el propio alcalde está poniendo en duda el trabajo realizado por los empresarios locales para que sus instalaciones sean seguras y cumplan con los estándares más exigentes.

Como se ha demostrado, las medidas preventivas que ha tomado el gobierno han sido nulas, Andreu se ha excedido en sus declaraciones y está perjudicando al tejido empresarial, provocando la alarma innecesaria y poniendo a Villajoyosa en el foco de todos los medios de comunicación de ámbito nacional, un coste promocional demasiado elevado.