La Vila Joiosa reabre el mercadillo reforzando las medidas de seguridad

Cerca de 40 puestos de alimentación han acudido al municipio adaptando sus puestos a la nueva normativa de seguridad

El Ayuntamiento de la Vila Joiosa celebró ayer su primera jornada del mercadillo de los jueves después del cierre forzado a causa del impacto del coronavirus en la actividad económica y social. Para su reapertura se han aplicando nuevas medidas de seguridad sanitarias que garantizan su celebración acorde a la nueva normativa.

El Alcalde de la Vila Joiosa, Andreu Verdú, acompañado del concejal de Comercio, Josep Castiñeira y el edil de Servicios Técnicos, Kiko Carreres, han visitado esta mañana el mercadillo para comprobar de primera mano que se cumplían las medidas acordadas.

Dentro de estas medidas se han instalado cerca de 200 vallas para separar los mostradores de los puestos, con un mínimo de 2 metros, de los clientes, quienes no han podido tocar el género, teniendo que realizar la comanda a distancia. Las vallas se han colocado también en las entradas y salidas del recinto del mercadillo y en los puestos de alimentación del mismo, diferenciando las entradas y salidas para cada parada y para el acceso al recinto.

El control de acceso en las entradas por parte de Policía Local y Protección Civil para controlar la limitación del aforo del recinto, el reparto de gel y mascarillas, y la distancia entre clientes y paradistas, quienes obligatoriamente tienen que hacer uso de protectores faciales o mascarillas, ha sido lo más destacado de una jornada que ha transcurrido con total normalidad.