El Benidorm más solidario

wp-1588279886241746124043710459840.jpg

La secuela de muerte y destrucción que está dejando a su paso la pandemia del coronavirus se ha cebado especialmente en Benidorm y la Marina Baixa que, tras la crisis sanitaria, tienen que asumir una crisis humanitaria todavía por cuantificar.

Un reportaje de Belén Richarte

Empresarios que echarán el cierre a sus negocios, empleados que engrosan día a día la lista del paro, familias enteras que no tienen para pagar la luz, el agua, los alimentos de sus hijos… Según Carmen García Gómez, Directora Técnica de la Asamblea Local de Cruz Roja en Benidorm “a día de hoy estamos dando alimentos a 254 familias. Esto supone un incremento del 300% en nuestra actividad habitual, es decir, se han incorporado 171 familias nuevas a nuestra atención habitual”. A estos hay más datos que añadir y que iremos desgrosando en esta columna, así como la avalancha de solidaridad que empresarios y ciudadanos (voluntarios) han emprendido para que nadie de la comarca pase hambre ni ningún tipo de necesidad. Estoy convencida que entre todos lo conseguiremos.

La imagen puede contener: 6 personas, personas sonriendo, personas de pie

Si desde Cruz Roja afirman que en el último trimestre del año han incrementado en un 300% su actividad habitual, fuentes de la concejalía de Servicios Sociales afirman que “han ampliado a dos meses las Prestaciones Económicas Individuales para más de 100 familias con el fin de que puedan hacer frente a las facturas de la hipoteca, luz, agua o alquiler” -y añaden estas mismas fuentes- “también les compramos comida fresca y productos no perecederos que les llevamos a casa cada 15 días aproximadamente”. Para ello esta concejalía cuenta con el apoyo de más de 300 voluntarios que son los que se encargan de hacer los repartos a domicilio y de preparar los desayunos en el albergue municipal para los sin techo.

wp-15882803430563380189470597310118.jpg

Además Servicios Sociales reparte vales “de 60,100, 120 y 150 euros (según el tipo de unidad familiar de que se trate) para que sean las propias familias las que puedan ir a comprar a un determinado supermercado aquello que más le urja”, explican estas mismas fuentes, que recuerdan que a todo ello hay que sumar “los menús escolares que se siguen sirviendo a aquellos alumnos cuyas familias están atravesando una difícil situación económica, pese a estar cerrados los colegios”.

wp-15882804292003954578204352414510.jpg

Por su parte, el sacerdote Pedro Crespo, coordinador de Cáritas Benidorm asegura que “estos son momentos difíciles para mucha gente y las cifras aumentan diariamente, pero a día de hoy podemos decir que estamos ayudando a más de 1.550 personas”. El tipo de ayuda que se está dando depende de las existencias y posibilidades de cada Cáritas Parroquial, pero principalmente son: pasta, legumbres, arroz, leche, galletas, azúcar, atún, carne enlatada, botes de comida preparada, tomate frito, sardinas, fruta y verduras en conserva, huevos, carne congelada, productos de limpieza… “Ahora también entregamos unos tickets, donados por el ayuntamiento, para que las familias puedan comprar productos frescos y de primera necesidad e higiene. También estamos ayudando a comprar botellas de butano, medicinas, etc., hasta que podamos” -señala el párroco, que concluye diciendo-, “las existencias se están acabando y estamos comprando más alimentos, gracias a donativos y a los recursos de las propias parroquias”.

CDT de Benidorm, empresariado comarcal y voluntarios

Desde el fin de semana pasado, es decir, desde el 26 de abril, el CDT de Benidorm se ha sumado a una iniciativa asistencial impulsada por la Cámara de Comercio de Alicante, con el beneplácito de Turismo de la Generalitat Valenciana, denominada Alicante Gastronómica. La idea surgió a partir de que se tuviera que suspender a mediados de marzo la Feria Alicante Gastronómica que se iba a celebrar en IFA y que iba a contar con la participación de los distribuidores de los mejores productos y restaurantes de la provincia. Los primeros CdTs en comenzar esta asistencia fueron los de Torrevieja y Alicante y desde el pasado domingo el de Benidorm, que ya lleva una semana preparando comidas completas (con uno o dos platos más postre y pan).

wp-15882804756336388220873443186449.jpg

En la capital turística de la Costa Blanca, el primer turno de cocina lo integran los chefs Cristina Figueira y Paco Cano (Restaurante El Xato), Kiko Lázaro (Restaurante Belvedere) y Vicente García (Wine On y Taberna Los Chalaos). Asimismo, colaboran los jefes de cocina del Hotel Belroy y Villa Venecia, Fulgencio Mesas y Juan Ramón López, respectivamente, Josetxo Pajares (La Mejillonera), Juanra y Rafa Sánchez Galera (Arrocería La Marina y El Angelillo), así como Marta Devesa del Hogar del Pescador (La Vila) y Ginés Lorente, jefe de cocina de Hotel Meliá Alicante, que ha estado coordinando la puesta en marcha en los tres CdTs.

wp-1588261823438173892050291539951.jpg

También forman parte del equipo de cocina voluntarios asociados a Abreca-Cobreca, cuyo presidente, Javier del Castillo, ha destacado la entrega e implicación de los profesionales de la restauración “en esta gran iniciativa solidaria, consiguiendo un hito que nunca se había producido, al cocinar y dar de comer a las personas que peor lo están pasando”. Del Castillo también ha puesto en valor la unión que existe entre todos los profesionales del sector: “no hay distinción alguna entre las estrellas o el bar más modesto. Somos todos uno”.

wp-1588280384417524027426068264407.jpg

Lo mismo ocurre con las empresas, que están donado grandes cantidades de productos de alimentación para poder cocinar. Así los hoteles Bali, Alone, Dynastic, La Marina y Don Pancho, todos de Benidorm, han vaciado sus neveras y han entregado a la Alicante Gastronómica Solidaria toda la materia prima de la que disponían.

wp-15882803610926084319230122111663.jpg

De igual modo, empresas de la Marina Baixa, como Alimentación Marcash, Saval Distribuciones y Supermercados Mendoza han puesto a disposición de la organización una gran cantidad de materias primas necesarias para sacar adelante los menús de cada día. Lo mismo han hecho los empresarios Enrique Ballester, de Bingo Plaza y Localolita, y Patatas Hijolusa, que han donado conjuntamente 24 toneladas de patatas.

wp-15882804047682987695603064428968.jpg

El distribuidor de alimentos Makro también se ha sumado al elenco de empresas solidarias que ponen su granito de arena en la iniciativa con la donación de productos. La panificadora Benipan se encarga de hacer el pan diariamente. Ku Playa también se está volcando en esta iniciativa tanto a nivel de donación de alimentos como a nivel de furgonetas de reparto.

En este sentido, Carlos Baño, presidente de Alicante Gastronómica Solidaria ha pedido “a los ayuntamientos de la provincia una mayor colaboración, tanto a la hora de dotar a la organización de recursos, donaciones y voluntarios, como a la hora de gestionar la entrega de los alimentos a los ciudadanos sin medios económicos. “También necesitamos donaciones de empresas y cuantas más manos mejor para aumentar el radio de asistencia”.

Baño ha asegurado que “el objetivo de Alicante Gastronómica es llegar a todos los que les hagamos falta. Nadie puede quedarse sin comer en una situación dramática como la que estamos viviendo”.

wp-1588282537103624415643443497346.jpg

Las entregas se hacen a los propios ayuntamientos de la comarca, en los propios centros sociales o a las ONGs que lo hayan solicitado, para ello el CDT de Benidorm cuenta con más 300 voluntarios. ¡Y eso que hace una semana que abrió sus puertas!

wp-15882804504142573824460772844414.jpg

En los últimos días, Alicante Gastronómica Solidaria ha visto como se han incrementado notablemente el número de solicitudes de ayuda por parte de onegés y ayuntamientos , por lo que “toda ayuda es bienvenida”, ha dicho Carlos Baño, que ha recordado que quien quiera colaborar, puede ponerse en contacto a través del correo electrónico organizacion@alicantegastronomica.com.

La Comunidad inglesa y “los sin papeles”

Por su parte, la presidenta de Benidorms British Business Association. (B.B.B.A) o lo que es lo mismo la Asociacion de Comerciantes Británicos, Karen Cowles, subraya que los efectos de la crisis económica que está dejando tras de sí el Covid-19 “lo estamos notando mucho, sobretodo en un grupo amplio de gente, que ya antes de la crisis vivía al día, y que ahora apenas tienen ingresos” -y explica- “durante el confinamiento hemos dado comida a personas que a día de hoy no han recibo ayuda alguna, muchas veces porque no saben donde acudir”. Por ello Cowles desde el inicio de decretarse el Estado de Alarma montó para la Comunidad Británica un servicio gratis de traductores y comenzó a recaudar fondos para comprar comida para la personas sin ingresos y más vulnerables”.

wp-15882804995985682183576140259478.jpg

La presidenta de la Asociación de Comerciantes Británicos destaca que “se están creando nuevos nichos de pobreza que no existieron en la crisis de 2007 debido a que el confinamiento ha sido muy extremo y hay una verdadera emergencia social, por ello tenemos que ayudar a personas que no tienen dinero ni para comprar medicamentos y nosotros se los compramos, muchos de ellos son ‘sin papeles’”.

Actualmente la Comunidad Británica da asistencia a 72 familias y cada día entran nuevos casos que precisan todo lo conlleva una casa: productos de higiene, de limpieza, comida, ropa para niños, pañales…”Esta misma semana hemos comprado medicinas para un señor quien no ha podido tomar sus medicamentos durante dos semanas para la hipertensión, su salud estaba en grave peligro”.

wp-15882805202376724468511703548215.jpg

Recaudamos dinero con las aportaciones de la Comunidad Británica y sus visitantes un Go fund (retos) en el que participan muchísima gente para recaudar dinero. Por ejemplo una señora hizo 15.000 pasos en su casa. Ella tiene 72 años y recaudó mas que 3.000 euros”, afirma Karen

La Comunidad inglesa de Benidorm ha funcionado como un reloj, en boca de su presidenta “como un buen equipo, todos se han involucrado en ayudar para dar comida. Los animamos con vídeos y palabras bonitas de esperanza” -y asegura-, “muchos de los ingleses residentes en Benidorm son comerciantes o regentan bares y pubs, y por los menos unos 20 empresarios de bares van a echar el cierre a sus negocios, simple y llanamente porque no van a poder superar estos difíciles momentos. Estos empresarios y sus familias van a regresar a Inglaterra, como he comentado antes muchos vivían al día y no pueden hacer frente a la situación”.

Karen Cowles afirma estar en contacto con las concejalías de Participacion Ciudadana, Servicios Sociales, también con Cruz Roja y, por supuesto, con el consulado Británico. “Todos estamos desbordados y desviviéndonos para ayudar a los más vulnerables”.