Benidorm prolonga las medidas económicas para aliviar la carga fiscal durante la crisis del coronavirus

Se amplía nuevamente el periodo de pago de aplazamientos, fraccionamientos, licencias y liquidaciones emitidas

Benidorm prolonga las medidas económicas para aliviar la carga fiscal durante la crisis del coronavirus

El Ayuntamiento de Benidorm ha prolongado las medidas económicas adoptadas al inicio del estado de alarma encaminadas a aliviar la carga fiscal de ciudadanos, autónomos y empresas mientras dure la crisis sanitaria del coronavirus. El alcalde, Toni Pérez, ha explicado que estas medidas “afectan al pago de los aplazamientos y fraccionamientos concedidos por el Ayuntamiento, así como a las licencias de apertura y liquidaciones hechas por la Administración local”. “Hemos decidido ampliar nuevamente estos plazos antes las sucesivas prórrogas del estado de alarma aprobadas, que mantienen la situación de confinamiento y el cese de buena parte de la actividad económica”, ha apuntado.

“En líneas generales –ha indicado-, retrasamos el pago de los fraccionamientos y aplazamientos ya concedidos para que los particulares no reciban cargos durante el mes de abril y mayo; y ampliamos el plazo para hacer frente a las liquidaciones de tributos municipales, tanto de los que se giraron antes del estado de alarma como los que se emitan mientras esté vigente el mismo”. Además, “permitimos aplazar y fraccionar hasta el 30 de junio el abono de la tasa por licencias de apertura de hasta 1.500 euros; y se suspenden las liquidaciones por las mesas y sillas de la terrazas hasta que se permita la reapertura de los establecimientos”.

Concretamente, según recoge el decreto, “se retrasa un mes más el pago del vencimiento correspondiente al mes de abril de los aplazamientos y fraccionamientos que se encuentren concedidos”. Los vencimientos restantes también se retrasan dos meses sin generar intereses.

Por lo que respecta a las liquidaciones emitidas por el Ayuntamiento, por ejemplo por licencias urbanísticas, si fueron notificadas antes del estado de alarma y el periodo voluntario de pago no terminó antes del 18 de marzo, se podrán abonar hasta el 30 de mayo. Si han sido notificadas con posterioridad al 18 de marzo, el plazo para pagarlas será también el 30 de mayo, salvo que el plazo de abono fijado en la carta sea aún mayor.

Asimismo, y dada la excepcionalidad de la actual situación, el Ayuntamiento seguirá permitiendo “aplazar y fraccionar” el pago de “licencias de apertura de hasta 1.500 euros” que se soliciten durante los meses de abril, mayo y junio. De esta forma, se podrán pagar hasta “el 30 de junio”. Además, no se van a emitir liquidaciones por ocupación de la vía pública con mesas y sillas correspondientes al año 2020 hasta que se permita la reapertura al público de los establecimientos de hostelería.

Por último, hasta el mes de junio no se van a emitir liquidaciones de concesiones municipales que se hayan visto afectadas por la suspensión de actividades o el cierre de dependencias municipales. Es el caso, por ejemplo, de las cafeterías de centros sociales y otras dependencias municipales, así como de las de las pistas de pádel y tenis del Palau d’Esports l’Illa.

Además, y como ya se indicó la pasada semana, también se ha ampliado el plazo para abonar los recibos del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) y de la tasa de basura que ya han empezado a girarse por parte de SUMA. De este modo, ambos recibos podrán pagarse en periodo voluntario hasta el 15 de junio.