La situación en la Fundación Asilo Hospital de Callosa d’en Sarrià está totalmente controlada

CALLOSA-HOSPITAL-1

Desciende el número de casos positivos de manera sistemática en la residencia de Callosa d’en Sarrià.

Javier Gómez: “Como director de la Fundación Asilo Hospital no puedo estar más satisfecho, lo estamos haciendo muy bien. Destaco el equipo que ha nacido de esta crisis, la implicación del personal es total. Quítame el día libre es la frase más repetida en la residencia”.

La situación de la Fundación Asilo Hospital de Callosa d’en Sarrià está “totalmente controlada”. Así lo afirma el propio Alcalde de Callosa d’en Sarrià, Andrés Molina, quien
desde que se conoce la pandemia supervisa junto al Director del centro, Javier Gómez, cada trámite y decisión que se toma en el Asilo.

El Director del centro, Javier Gómez, indica que pese a que las personas residentes en este centro son pacientes pluripatológicos, muchos de avanzada edad, se tomaron las medidas oportunas con celeridad e incluso antes de entrar en vigencia el estado de alarma “el 4 de febrero, un mes y medio antes de declararse el estado de alarma, ya establecimos medidas para evitar que el virus entrase en la residencia. Desinfectamos absolutamente todo lo que entraba en la residencia, hasta las cartas, algo que seguimos haciendo. Se instaló incluso un Hospital de Campaña en los salones de la residencia, una fórmula que ya había sido aceptada en Madrid, Castellón y en varias residencias en Valencia” apunta Gómez.

CALLOSA-19-2

Las estrictas medidas internas adoptadas desde febrero y los procedimientos seguidos ofrecen hoy como resultado el descenso sistemático del número de casos positivos. Un resultado fruto del esfuerzo diario por parte de todo el equipo de trabajadores de la residencia, formado por 53 profesionales, y de las estrictas medidas de control y seguridad que se llevan a cabo diariamente en el centro. “Cuando alguien tiene que entrar o salir de la residencia se desinfecta totalmente, y lo hace respetando las fuertes medidas de seguridad y protocolos establecidos tanto por la dirección del centro, apoyados por la empresa de prevención de riesgos, como por parte de la Generalitat Valenciana” afirma el alcalde de la localidad Andrés Molina.

Desde la dirección se informa que no se permite que los trabajadores se lleven la ropa del trabajo a casa para proteger así a sus familias y disminuir los riesgos de contagio, por lo que estableció como nueva medida de seguridad lavar y desinfectar toda la ropa de los empleados en la propia residencia.

El primer edil callosino apela a la unidad desde el consistorio y afirma que “tanto Compromís como el PSPV-PSOE de Callosa muestran su preocupación diaria desde que empezó todo esto, se interesan por saber la situación de la residencia. En este sentido, me siento respaldado por estos dos grupos políticos”.

En cambio, algunos trabajadores de la residencia se han sentido aludidos por unas afirmaciones en las redes sociales personales de la edil no adscrita en la que se compartía una noticia sobre los procedimientos en la residencia Valdeluz de Carabanchel y comentaba “a ver si toman nota algunos…..Menos fotos y más trabajo eficaz y eficiente”.

El Alcalde lamenta esta situación que ha generado malestar entre algunos trabajadores de la residencia y afirma que “Es el momento de sumar. La unidad desde la Corporación Municipal y nuestro apoyo al equipo de trabajadores de la residencia y a los procedimientos que allí se están llevando a cabo no debería ser cuestionable. Se están dejando la piel”, añade también que “hay que ser prudente con lo que se comenta. Para poder hablar de procedimientos o compararlos, primero deberían conocerse. Sin conocer cómo ha trabajado el equipo de la residencia no se puede poner en evidencia el trabajo de todo el equipo, formado por médicos, enfermeros, fisioterapeutas, trabajadores sociales, personal de limpieza, conserje… un total de 53 personas, y muchos de ellos llevan más de un mes trabajando seguido, sin librar”.

Por su parte, la dirección del centro ha querido destacar que “la frase más repetida en la
residencia es: Quítame el día libre. Estoy muy orgulloso del equipo que ha nacido con esta crisis. Somos un equipo multidisciplinar que funciona al mismo nivel y hay una entrega y corazón enorme por parte del personal de la residencia”.

La dirección quiere agradecer, en nombre de todo el personal de la residencia, las grandes muestras de solidaridad y donaciones que han recibido. Por ello señala que cada persona en la residencia y fuera de ella ha sido y es esencial para combatir esta pandemia “los trabajadores han sabido reinventarse y adaptarse a cada situación.

Cuando no teníamos suficiente materia lo fabricábamos en la residencia, Rosa la fisioterapeuta es un claro ejemplo, ha trabajado mucho día y noche para confeccionar EPIs para todo el equipo cuando no teníamos. Estamos muy agradecidos a ella, y también a todos los voluntarios que nos han hecho llegar todas las donaciones. Para nosotros han sido herramientas de trabajo tan esenciales como necesarias, ahora los voluntarios también forman parte del asilo”.