Benidorm ha comenzado a realizar test rápidos a Fuerzas de Seguridad, Protección Civil y personal de servicios esenciales

En la mañana de ayer, en dependencias del Carrer de la Pilota ‘José Pérez Devesa’ del Palau d’Esports l’Illa de Benidorm, han comenzado a practicarse los test rápidos de detección de anticuerpos específicos de la COVID-19 a miembros de las Fuerzas de Seguridad en Benidorm, personal de Protección Civil y a trabajadores de servicios esenciales, tal como anunció el alcalde Toni Pérez la semana pasada.

Los test, adquiridos por el Ayuntamiento de Benidorm, se realizan por personal del Servicio Operativo Médico-Sanitario del Hospital Imed Levante y están siendo supervisados por el médico titular de la Concejalía de Sanidad.

A lo largo de esta semana se van a desarrollar alrededor de 600 de estas pruebas, con porcentajes de sensibilidad y fiabilidad del 95%, a través, ha señalado el alcalde Toni Pérez, “de un procedimiento fiable y contrastado” que en un plazo de treinta minutos obtiene resultados que se comunican al interesado por correo electrónico, bajo supervisión médica, señalándole como debe proceder tras la prueba.

En caso de un resultado positivo se aplicarían los protocolos pertinentes de Salud Pública y se procedería al aislamiento de la persona, arbitrándose los controles en su cadena de contactos.

Previamente, desde que se anunció el programa, se ha desarrollado un trabajo de acuerdo con el programa tecnológico del proyecto ‘Patti Recovery’. Se han generado unos códigos y un registro en plataforma con un cuestionario de cribado. A través de los datos recabados por ‘Patti Recovery’ se podrá desarrollar el control y manejo de la situación actual obteniendo el grado estimado de inmunidad y avanzar hacia la recuperación de la actividad diaria y volver a la normalidad.

El programa que ayer comenzó, contempla dos fases más sobre las que ya trabaja el Ayuntamiento. En la fase dos, como adelantó el alcalde Toni Pérez, se realizarán test a los voluntarios de la Red de Ayuda Colectiva (#RAC) y a personal municipal que está prestando en estos momentos servicios presenciales básicos y esenciales de la Administración. En la fase tres llegará el turno del resto del personal municipal, así como del de todas aquellas empresas que estén catalogadas como servicios esenciales, concesionarias municipales y establecimientos y actividades amparadas por el decreto de estado de alarma, que deberán solicitar su incorporación al proyecto.

Fuente: Benidorm al día