Habrá que cambiar algo en el modelo actual del turismo

“Habrá que cambiar algo en el modelo actual del turismo”

El sector turístico es uno de los más afectados por la paralización global, forzada con el fin de frenar la propagación del Covid-19. Las aerolíneas tienen la mayoría de sus flotas en tierra y concentran su actividad en la carga y en servicios públicos mínimos, los hoteles y alojamientos extrahoteleros permanecen cerrados en España desde el 26 de marzo y las agencias de viajes luchan por mantener su solvencia mediante el uso de bonos para los reembolsos de las reservas; pero ¿qué ocurre con un colectivo como los guías turísticos?

El programa Bungalow 103, que se emite cada semana en Capital Radio, estuvo dedicado a la actividad de los guías turísticos y a la irrupción de los free tours, sin embargo, durante su intervención Chiara Sportoletti, miembro del consejo ejecutivo de la Confederación Española de Federaciones y Asociaciones Profesionales de Guías Oficiales de Turismo (CEFAPIT) también reflexionó sobre cómo está impactando el coronavirus en su actividad y cómo el modelo turístico debe pensar en cambios.

“Muchas agencias hablan del año que viene”

La portavoz de la confederación nacional, que está presente en todas las comunidades autónomas y aglutina a más de 15.000 guías, explicó que es un “sector muy afectado” por la crisis del Covid-19. “Las cancelaciones que se han producido en estos últimos días ya ni siquiera se aplazan para el año en curso. Muchas agencias nos están remitiendo fechas que hablan del año que viene. Desde luego, los meses venideros serán bastante difíciles”, adelantó.

Sportoletti admitió que se “vislumbra un panorama bastante incierto para el futuro próximo” y que aunque aún no ha habido tiempo para analizarlo con detenimiento “habrá que cambiar algo en el modelo actual del turismo: optar por tours más reducidos, un turismo menos masificado y más sostenible”. Explicó que aunque ya han lanzado durante los últimos años campañas en este sentido, su objetivo es que cuando pase la crisis sanitaria y económica sentarse y analizar “hacia dónde hay que ir y qué modelos turísticos hay que seguir”.

“Como CEFAPIT, nuestra principal preocupación es buscar la solución a esta emergencia sanitaria, luego ya vendrán las soluciones para la crisis económica”, concluyó al respecto

La irrupción de los free tours y su regulación

En lo que respecta al modelo de free walks o free tours, visitas guiadas sin precio establecido por las que el turista decide si paga y la cantidad, Sportoletti admite que no son del agrado de la confederación a la que representa: “Consideramos que es un modelo que muestra una cara opaca de cara al consumidor, que desconoce el precio del servicio que está recibiendo y que por tanto se va a enfrentar a algo que no sabe lo que le va a costar; y también una cara opaca de cara a las administraciones, porque hay una cierta dificultad para comprobar que se cumple con las obligaciones fiscales”.

Pero hace más hincapié en que les preocupa especialmente que algunos de estos free tours son llevados a cabo por personas que no disponen de la autorización correspondiente. Y es que critica la falta de regulación para los free tours en contraposición a la fuerte normativa a la que están sometidos los guías de turismo “convencionales”: “Consideramos que sería mejor que hubiera incluso una regulación de aquellos que optan por este modelo para que todos juguemos con las mismas cartas”.

“La fórmula en sí tampoco es tan diferente,  se trata de ofrecer un producto turístico llámese visita o llámese paseo. Lo único que nos diferencia es esa forma de cobrar el servicio y la regulación”, continuó Sportoletti que reseñó que si la actividad no está regulada, nada garantiza que la información que da el guía es verídica, que sabe hablar varios idiomas o que posee los conocimientos sobre arte, monumentos, historia y tradiciones de la ciudad que enseñan.

Incidió en que las autoridades deben asegurarse de que los ofertantes de excursiones y visitas gratuitas cumplen “con las obligaciones fiscales y también de cara al consumidor”. Asimismo, aprovechó su intervención en el programa radiofónico para reivindicar “la importancia vital que tiene contar con una serie de profesionales que cotizan, que cumplen, que contribuyen a mantener el sistema que ahora mismo es el que tiene que dar una respuesta a todos los ciudadanos”. Y exigió que las instituciones públicas “se impliquen con un compromiso muy explícito, muy contundente, de perseguir el intrusismo, la competencia desleal y la economía sumergida”.

Desequilibrio entre comunidades

Y es que aclara que cada comunidad autónoma, al tener las competencias de Turismo, deciden que opción tomar:

  1. Reconocer la profesión y regularla mediante decretos y normas.
  2. No regular la profesión en absoluto, no se contempla ningún tipo de corpus normativa.

Dentro del primer grupo existen diferencias ya que cada autonomía indica las diferentes vías de acceso a la profesión. Así, hay algunas comunidades que exigen una serie de requisitos, entre ellos un título universitario o superior, y con ello basta; mientras que otras obligan, además a superar un examen. “Hay una disparidad enorme de criterios que lo que hace es dar vida a una situación de muy poco equilibrio”, apunta la representante de CEFAPIT.

Fuente: Radio 4G