De esta aventura tenemos que salir todos muy reforzados

Vista previa de imagen

José Galera, Gerente GRUPO GALERA.- Veinticinco días después de que a todos nos sorprendieran con algo absolutamente desconocido y que incluso en los primeros días no terminábamos de asimilar, un estado de alarma que nos sonaba a película de guerra y que desde entonces nos mantiene confinados en nuestras casas, me apetece ahora aportar mi granito de arena escribiendo unas líneas que van dedicadas a ti que me lees.

Siempre desde el punto de visto más positivo, quiero trasladaros un mensaje de ánimo, que refuerce en la medida de mis posibilidades y mi capacidad de hacerlo, con el único deseo de que sepamos entender que nadie está solo en esta batalla, que esto es algo que nos afecta a todos y es entre todos, unidos en estos momentos con más fuerza que nunca, como lo superaremos para que en breve lo hayamos convertido en un sueño lejano.

Son casi cuarenta los años que junto a mis hermanos, llevo trabajando para dar vida primero y consolidar después, un grupo empresarial que muchos de vosotros conocéis y con el que espero haberos podido servir y complacer. Galera es un apellido que mis padres nos enseñaron a respetar y desde nuestras tierras granadinas trajimos nuestras alforjas llenas de sueños hasta estas benditas tierras mediterráneas que nos acogieron y nos permitieron, no sin mucho esfuerzo e incontables horas de trabajo, consolidarnos. Benidorm nos recibió con sus brazos abiertos y aquí vamos a seguir, codo con codo, luchando para que vuelva a tener el lustre que siempre ha tenido y en un abrir y cerrar de ojos, vuelva a ser ese paraíso terrenal que a tantos millones de personas alegra sus vacaciones y su vida cotidiana. Nos han enseñado a luchar, lo llevamos haciendo mucho tiempo y este paréntesis no es más que eso, un lapsus minúsculo en la historia de una ciudad que ha sabido sobreponerse en su dilatada trayectoria a todos los agoreros que han querido ensombrecerla.

Quiero deciros algo importante. En Grupo Galera tenemos claro desde el minuto uno que no somos los más fuertes ni estamos preparados para dar lecciones a nadie, este virus nos ha golpeado tan fuerte como a cualquiera de vosotros. Hemos visto como desde el emblema de nuestra marca, el Bar Angelillo, hasta el último de nuestros negocios, un nuevo salón a punto de inaugurarse en San Vicente, se han visto parados de golpe y con la obligación de cerrar. Aprovecho la ocasión para agradecer, quitarme el sombrero, ante el señorío de todo nuestro personal, casi un centenar de trabajadores que se han quedado sin su tarea diaria casi sin esperarlo, pero que al mismo tiempo han sabido entenderlo y han demostrado una profesionalidad que me eriza el bello sólo con recordarlo. En mi nombre y en el de mis hermanos, quiero darles las gracias a todos y decirles que en breve volveremos a estar todos juntos.

Tampoco quiero olvidarme de nuestros dos tipos de clientes, en definitiva de nuestros amigos. En primer lugar de esos centenares de pequeños y medianos negocios de hostelería, con los que hemos colaborado durante años y con los que pensamos seguir haciéndolo. Decirles que ánimo, que saquemos la parte positiva a esta singular situación. La historia nos demuestra que nuestro país se ha repuesto a innumerables gestas heroicas y que la historia está ahí para demostrarlo. Y en segundo lugar y no menos importante, a los miles y miles de amigos que nos visitáis cada día en cualquiera de nuestros negocios, en el Restaurante La Marina, en los Sports Café y en nuestro salones de juegos. A todos os digo que nos toca ser fuertes, positivos, aprovechar el momento para reinventarnos, diseñar de nuevo nuestro futuro para, no sólo salir de este embrollo, sino salir mejorados, reforzados, demostrándonos a nosotros los primeros que esta aventura nos ha servido para mejorar y servir a nuestros clientes, a partir de ahora, mejor aún de cómo lo habíamos hecho.

Este inesperado capítulo de nuestra vida nos tiene que servir, que dejar huella. Esa es mi sensación y mi quehacer desde el pasado 14 de marzo, convencido de que en el Grupo Galera vamos a salir reforzados. Sino lo aprovechamos no habremos aprendido nada y este virus habrá ganado su particular batalla. Tenemos que salir reforzados en todos los ámbitos de nuestra vida, como personas y como profesionales. Valorar mucho más todo aquello que habíamos ido descuidando, respetarnos más, ser mucho más tolerantes. Y sobre todo, tener muy claro de una forma definitiva que todos somos necesarios. Hacer de nuestro alrededor, de todo cuanto nos rodea, un espacio mejor, una sociedad mejor. Hagamos que la generación que nos continúa se sienta orgullosa de nosotros. Nos vemos muy pronto en cualquiera de los negocios del Grupo Galera para saludarnos, tomarnos algo juntos y, por supuesto, darnos un fuerte abrazo.