Eleuterio Luchoro Santamaría, Barbero: “Benidorm me lo ha dado todo”

wp-15807484162934209661128770193595.jpg

BELÉN RICHARTE.- Decir “el Lute” en Benidorm es hablar de toda una institución de la barbería desde que en 1980 abriera su peluquería. Eleuterio Luchoro Santamaría, más conocido como “el Lute”, nació el 4 de abril de 1954, en su casa natal de La Vila Joiosa. Ha trabajado casi más de 40 años en Benidorm, ciudad a la que dice “se lo debo todo”. Casado y con dos hijas: Marina, profesora en el C.E.P La Torreta de La Vila, y Cristina Bárbara, que sigue los pasos de su padre, y que se ha convertido en la Primera Mujer Barbera de Benidorm.

La historia del “Lute” es la historia que pocos siguieron antes y muchos ha seguido después. El barbero abre su primera peluquería en 1980 pero hasta llegar ahí hay una historia de mucho trabajo, sacrificios, y, porqué no decirlo: éxito tras éxito. “A los 11 años, iba todavía al colegio, salía de clase y en vez de irme a jugar con los amigos me iba a una barbería cercana a mi casa y también próxima al cole, donde en algún recreo aprovechaba para cortarle el pelo a alguno de mis compañeros, allí hice mis primeras escaramuzas”, -y apostilla-, “es que, al ser hijo de marino, iba al Colegio de Don Jaime Marcet que en aquel entonces eran donde estudiaban los hijos de los Marineros en La Vila”.

Lute

A esa edad se cruza en la vida del “Lute”, Antonio Molina, oriundo de La Vila, quien aún vive, tiene 98 años, que tenía la Barbería en la Playa Arsenal (muy cerca del colegio y muy cerca la casa del futuro barbero).

SKM_C454e20020412200_0001

“Empecé de mozo a los 14 años pero al poco tiempo Molina me animó a que me examinara para sacarme el título oficial. Me fuí a Alicante con 15 años y me examiné en la elegante Peluquería Ortín, que había abierto sus puertas en 1940. El que me examinó era además Presidente de la Asociación Provincial de Peluqueros. El examen consistía en cortar el pelo a navaja, afeitar y hacer un bigote. Y obtuve el título Barbero”, -y destaca- “a los 15 días recibí una carta certificada y firmada por el Jefe del Estado de aquel momento, Francisco Franco, por haberme convertido en el barbero más joven de España.

“El Lute” aterriza en Benidorm

“Eres muy niño”. Al percatarse de la situación, el portero le pidió a Ramón que le diera una oportunidad al chaval que él prestaba su cabeza de prueba. “Le corte el pelo y lo afeité y lo hice tan rápido y también bien que Ramón me dijo que me contrataba por el doble de lo que en esos momentos me estaban pagando en La Vila”. Y se siente orgulloso al decir: “Al terminar el Servicio Militar Obligatorio Ramón me daba, además, un porcentaje por cliente. ¡Se ganaba mucho dinero!”.

Según explica el peluquerodonde primero me dirigí fue a la Peluquería de Espasa, ubicada a principios de la calle Marqués de Comillas, pero Juan me dijo que era muy niño. Luego me fuí a la Peluquería de Ramón, que estaba en Ruzafa. Cuando entré, estaba esperando turno el portero del Cine, el Sr. Flores, ubicado en la misma calle, y Ramón me dio la misma contestación que minutos antes me diera Juan: “eres muy niño”. Al percatarse de la situación, el Sr. Flores, “de inmenso corazón”, le pidió a Ramón que le diera una oportunidad al chaval, que él prestaba su cabeza de prueba. “Le corte el pelo y lo afeité y lo hice tan rápido y también bien que Ramón me dijo que me contrataba por el doble de lo que en esos momentos me estaban pagando en La Vila”. Y se siente orgulloso al decir: “Al terminar el Servicio Militar Obligatorio Ramón me daba, además, un porcentaje por cliente. ¡Se ganaba mucho dinero entonces!”.

Peluquería de Caballeros Lute

Eran los años ’80, la eclosión de las libertades y Benidorm, como siempre, se convertía, ya lo era desde hacía más de 40 años, en el motor de la industria turística a nivel nacional, con cifras de pernoctaciones nunca alcanzadas hasta esos años. ¡Era el Benidorm de las oportunidades! Y el “Lute”, descendiente de tabarquinos, lo vio claro: a los tres años de volver de la mili montó su propia peluquería, la Avenida de Los Almendros, Edificio Consulado, 5-1 . “Si pasan por ese punto de Benidorm y oyen a conductores de coches, motos, furgonetas…detenerse y gritar: “¡Lute o silbar!” es que están pidiendo cita al“Lute”, ahora a su hija Cristina”.

Historia viva de la ciudad

Por sus manos han pasado tipo de personajes como el prestigioso médico Miguel Noriega; el conde de Orellanos; Miguel Fuster, Campeón del Mundo de Rallies; cantantes de la talla de Camilo Sexto; el condecorado y prestigioso Jefe del Departamento Municipal de Diseño, Alejandro Guijarro, recientemente fallecido; grandes transformistas o damas de la escena de Benidorm como lo son Ojos de España y Joaquín Reyes; políticos como ex Conseller Fernando Modrego o los alcaldes de Benidorm, Pepe Such o Agustín Navarro;

SKM_C454e20020412182_0001

Fernando Vargas, Campeón del Mundo de Boxeo; Hipólito Rincón, jugador del Betis y de la Selección Española; Julio Cardeñosa, entrenador de la Selección Española de Fútbol; y, por supuesto su gran amigo la leyenda del boxeo José Manuel Ibar, más conocido por “Urtain”…¡¡Aunque la lista puede ser mucho más amplia!!

SKM_C454e20020412181_0001

El barbero no recuerda bien el año, ha llovido mucho desde entonces, pero rememora una Gala celebrada en el Casino de Villajoyosa donde le otorgaron un galardón como personaje del año, por lo popular que era y por la significación e importancia que había adquirido en el tejido social y empresarial benidormense.

Historias del “Lute”

“La más famosa, que además es una anécdota, es cuando se puso de moda mi peinado a lo U. Y es curioso porque ese corte se creó al azar”, -y explica riendo-, “bajaron cuatro chicos jóvenes de Callosa d’en Sarrià, que venían del Pub Skándalo un viernes por la tarde y me pidieron que les cortara el pelo. Se sienta el primero de ellos y le meto la maquinilla por detrás, cuando vieron la forma de la U que se le había quedado a su amigo, todos me pidieron el mismo corte. Les recorte bien pero abultadamente la parte del flequillo y aquello fue todo un éxito. ¡Cuál fue mi sorpresa que los viernes y los sábados venían chavales de toda la comarca y de fuera de ella como de Elche, Crevillente, Calpe….a hacerse el corte de la U!”.

SKM_C454e20020412171_0001

Había sábados que apenas tenía tiempo para comerse el bocadillo. De hecho, profesionales de otras peluquerías iban a la del “Lute” a trabajar y aprender a hacer la famosa U.

SKM_C454e20020412190_0001

Otra anécdota es la de San Sebastián ciudad en la que “nos presentamos al Campeonato de España de Peluquería, Sebastián Menacho “el Charco” y yo con el peinado “Pelo tipo erizo” y Sebastián, el pobre ya fallecido, se puso tan nervioso y tan malo que no pudimos participar. Nos volvimos igual que nos fuímos.”

“O la de un señor muy bien vestido, de los de bastón y maletín en mano, que vine y se sienta a esperar. Yo estaba cortándole el pelo a un cliente que era, además, amigo y que estaba cantando, y me puse a bailar al compás: el señor, de los de bastón y maletín en mano, igual que vino se fué. Luego le dijo al chico que me había recomendado: “qué poca seriedad y profesionalidad en el trabajo”. Y recuerda: “¡A mí me entró la risa!”.

¿Qué es ser un gran barbero?

“El Lute”, jubilado hace unos tres años, dice no sentir nostalgia de la peluquería porque en casa peina o afeita a su familia, además como tiene huerta dedica su tiempo al campo, a sus animales y a hacer deporte: tres veces a la semana acude a un gimnasio y dos días practica bicicleta.

A los compañeros que han llegado nuevos o están por abrir un negocio de este tipo (parece que se han puesto de moda las barberías en todas las ciudades y pueblos de nuestra comarca, incluso me atrevería a decir que en toda España), les aconseja un insigne veterano que para ser un buen barbero “hay que hacer las cosas con vista antes de empezar para hacerlo lo más fácil y rápido posible. Tener el pelo en la cabeza hecho ya. La idea, eso es fundamental”.

Primera Mujer Barbera de Benidorm

El saga que “el Lute” ha dejado en esta ciudad tiene forma de mujer y es su heredera en el gremio: su hija Cristina Luchoro Salinas, lleva trabajando con su padre desde hace 11 años. Es la Primera Barbera de Benidorm y también tiene el título de Estética Masculina para depilar los brazos y las piernas a los hombres.

SKM_C454e20020412180_0001

En estos momentos de la conversación emerge “el Lute” padre: “Es una satisfacción muy grande tener una hija que te siga los pasos y no es pasión de padre pero es una buena barbera y rápida también, como su padre”. Y tengo que decir que “el Lute” en este tema coincide con el criterio de sus clientes.

Eleuterio Luchoro Santamaría, natural de La Vila, sabe por su apellido y por su abuelo Milicco Luchoro Parodi, que su familia procede de la Isla de Tabarca, cuyos apellidos están muy enraizados en buena parte de nuestros pueblos de costa. No es mala saga la que “el Lute” deja en Benidorm con su hija Cristina, ya hablaremos otra semana con ella.

“El Lute” se ha jubilado, se ha ido a su huerta a disfrutar de sus animales pero a los que le conocíamos y, sobretodo, admirábamos nos ha dejado un poco vacíos porque con pocas personas te cruzas en la vida que además de buenas y generosas sean buenos profesionales y buenos trabajadores. Empezó con sólo 11 años y con apenas 17 llegó a Benidorm donde su esencia se respira en ese pequeño rincón de la Avenida de Los Almendros, donde además era alma y espíritu en la fiesta, paño de lágrimas en los malos trances, la cordura en tiempos difíciles y la sonrisa en los días de tormenta.

Y sobretodo el Lute” lo que fundamentalmente es una persona agradecida: “A Benidorm le doy las gracias todos los días que amanece porque soy lo que soy gracias a Benidorm, aquí me conoce todo el mundo, en todos los sitios me quieren. No tendría lo que tengo sin esta ciudad. A Benidorm se lo debo todo”, afirma rotundo el barbero.

¿Sabían qué…?

Originalmente, los barberos eran cirujanos y dentistas. En la Europa Medieval, existía una peculiar profesión: cirujano-barbero, que lo mismo cortaban la barba y el pelo que hacían sangrías, extraían muelas o blanqueaban los dientes con aguafuerte. Los barberos practicaban cirugías, amputaciones, enemas, arreglaban roturas, extraían piedras del riñón, trataban heridas, drenaban forúnculos, sajaban quistes, limpiaban oídos y formulaban ungüentos. En el siglo XV, bajo el reinado de Enrique VIII, barberos y cirujanos fueron separadas como oficios independientes, aunque los barberos aún estaban encargados de la extracción de dientes. El padre de la cirugía moderna, Ambroise Paré, en los comienzos de su carrera en el s.XVI, se formó como cirujano-barbero como parte del Gremio de Barberos Cirujanos de París.