El Patronato de la Fundación Frax aprueba un presupuesto de 317.000 euros para 2020 y externalizar su actividad expositiva

Resultado de imagen de fundación frax

LA INSTITUCIÓN SIN ÁNIMO DE LUCRO RETOMA SU ACTIVIDAD PÚBLICA

El Patronato de la Fundación Frax (L’Alfàs del Pi), aprobó la semana pasada el presupuesto y su Plan de Actuación para el ejercicio 2020. Por unanimidad, los patronos dieron el visto bueno a unas cuentas que ascienden exactamente a 317.600 euros, de los que el 86% proceden de fondos propios, y el restante 14% se cubriría con subvenciones de instituciones públicas, lo que certifica que la entidad es “autosuficiente” para mantener con recursos propios su actividad, como destacó el presidente de la entidad, Matías Pérez Such.

Del capítulo de ingresos destaca la explotación de inmuebles propiedad de la Fundación, concepto por el que se recaudan más de 270.000 euros, y los cerca de 45.000 que la entidad espera obtener de subvenciones públicas. De los gastos, el presidente destacó la “sensible” reducción que ha significado la suspensión temporal de las actividades en la sede de El Albir, asi como los ajustes en el capítulo de personal, que se limita a 38.000 euros.

En otro orden de cosas, y en tanto en cuanto no se firme con el Ayuntamiento de L’Alfàs del Pi un convenio que posibilite poner en el mercado de alquiler los 11 locales que ocupan los bajos de la sede de la Fundación, sita en primera línea de la playa de El Albir, los patronos acordaron retomar la actividad expositiva, pero sujeta a una externalización para dar visibilidad a la institución y ofrecer cobertura a artistas de muy diversa procedencia.

De esta forma, la Fundación Frax anuncia que durante 2020 organizará muestras en salas de arte de toda la comarca de las Marinas Baixa y Alta, enfatizando que se trata de un organismo con inequívoca vocación comarcal. Así, desde La Vila Joiosa hasta Dénia, durante el próximo ejercicio se sucederán las exposiciones en salas públicas municipales con las que se alcanzarán acuerdos de colaboración.

Ello es posible por una óptima gestión en el arrendamiento del patrimonio inmobiliario, que concede a la Fundación un margen de maniobra suficiente para retomar plenamente su actividad expositiva, suspendida temporalmente en 2019 por los motivos expuestos. Los patronos acordaron, como alternativa, aumentar la política de mecenazgo y patrocinios privados para llevar a cabo actividades de todo tipo, siempre relacionadas con la cultura, el turismo y los sectores tradicionales de La Marina.

NOMBRAMIENTOS

A propuesta del presidente, Matías Pérez Such, el Patronato aprobó también integrar en el Consejo Asesor de la entidad, a título personal, a Francisco Javier Zaragoza Ivars, y en función del cargo que ocupan a los concejales de Cultura de L’Alfàs del Pi, Manuel Casado Puche; de Altea, Aurora Serrat Guarinos; de Benidorm, Jaime Jesús Pérez Esteban, y de Finestrat, Héctor Baldó Cordero, causando baja los anteriores concejales de estas áreas, como dispone la normativa de régimen interno de la entidad.